lunes 8/3/21
AUMENTAN TEMPORALIDAD Y PARCIALIDAD

En el último año se han perdido el equivalente a 103.091 puestos de trabajo

Por Enrique Negueruela | Antes de irse de vacaciones Rajoy ha querido repetir su mentira para ver si alguien se la cree: repite que aumenta el empleo. Una vez más no dice qué empleo se destruye y cuál aumenta. La peor mentira es la verdad a medias. Pero tiene que justificar su reforma laboral…

Entre el segundo trimestre de 2013 y el de 2014 se han perdido casi cuatro millones de horas, 3.865.910, lo que equivale al 0,7% de las horas trabajadas en 2013. Sin embargo el número de ocupados ha crecido en un 0,9%. Hay menos trabajo y más ocupados

Antes de irse de vacaciones Rajoy ha querido repetir su mentira para ver si alguien se la cree: repite que aumenta el empleo. Una vez más no dice qué empleo se destruye y cuál aumenta. La peor mentira es la verdad a medias. Pero tiene que justificar su reforma laboral…

Antes de analizar los datos de la EPA, es preciso hacer algunas aclaraciones. Un dato que facilita la EPA es el número de horas semanales trabajadas. El número de horas oscila entre 0 y 98 horas. En el total de horas no se computa a quienes no saben o no contestan a esta pregunta ni a las personas que, estando ocupadas, no trabajaron en esa semana debido a múltiples factores que van desde vacaciones hasta un expediente de regulación de empleo. Esto supone que el número de ocupados sea exclusivamente el de aquellas personas que trabajaron y respondieron a la pregunta sobre las horas trabajadas. En el 2º trimestre de 2014 hay 1.649.213 personas de las que no se conoce las horas trabajadas o que no lo hicieron. Para calcular los ocupados equivalentes a tiempo completo se ha tomado como referencia una jornada media de 37’5 horas.

HORAS TRABAJADAS EN LA SEMANA DE REFERENCIA Y OCUPADOS CON HORAS CONOCIDAS


FUENTE: Microdatos de la Encuesta de población activa. Elaboración propia

Se destruyen puestos de trabajo estables, con jornada completa y un salario digno y se transforman en puestos temporales, a jornada parcial y con una fuerte disminución del salario por hora trabajada

Entre el segundo trimestre de 2013 y el de 2014 se han perdido casi cuatro millones de horas, 3.865.910, lo que equivale al 0,7% de las horas trabajadas en 2013. Sin embargo el número de ocupados ha crecido en un 0,9%. Hay menos trabajo y más ocupados. ¿Qué ha pasado? La respuesta está en la tabla anterior: se destruye empleo a tiempo completo, hay 314.275 ocupados a tiempo completo menos, y aumenta el empleo a tiempo parcial, hay 447.650 más. En este baile, hay más de cien mil puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo perdidos y casi cuatro millones de horas menos.

El dato básico del empleo es el total de horas trabajadas. Es la suma de estas horas la que crea la riqueza con independencia de cuántas personas empleen su tiempo en ello. Los datos son rotundos: en este último año se ha perdido el 0,7% de nuestro trabajo.

Se destruyen puestos de trabajo estables, con jornada completa y un salario digno y se transforman en puestos temporales, a jornada parcial y con una fuerte disminución del salario por hora trabajada. Además, hay una especie de obligación de hacer las horas que hagan falta. Hay un importante volumen de horas no retribuidas ni cotizadas. Se firma un contrato de cuatro o cinco horas, se cobra lo estipulado en el contrato, pero en realidad se trabajan una o dos horas más, como mínimo. Además de la disminución salarial bruta realizada y contabilizada, los salarios han tenido una reducción superior al 10%, hay una segunda disminución por esas horas negras. Si se cobra por cuatro horas pero se trabajan cinco o seis, solamente por ello hay una caída del valor/hora entre un 20% y un 33%. Esta es la gran rebaja salarial de Rajoy que se basa en una gran precariedad.

De este último extremo no hay estadísticas. Es algo que quien esté en contacto con personas paradas y yo trabajo en una oficina de empleo, oirá una misma letanía a la mayoría de los parados con contratos a tiempo parcial: trabajar, trabajaba cinco, seis, ocho o más horas pero en el contrato ponían cuatro y eso es lo que me pagaban. Si no trabajaba todas esas horas, me echaban y tal y como está esto…

Los datos de afiliados conocidos hoy no hacen más que redundar en lo mismo. Si miramos la estadística de afiliados al Régimen General por tipo de contrato, edad y jornada vemos cómo en el promedio de los siete meses que llevamos de año, los fijos han disminuido en 105.640 afiliados, un 1,4%, y los contratos a tiempo completo en 71.984, un 0,9% de disminución.

La reforma laboral ha costado el equivalente a casi un millón y medio de empleos, el 8,6% existente en el segundo trimestre de 2011. ¿Cómo se puede decir gracias a ella se genera empleo? El fruto es un mercado laboral doblemente precario, porque aumenta la temporalidad y porque aumenta la parcialidad y, además, hay menos trabajo.

En el último año se han perdido el equivalente a 103.091 puestos de trabajo