martes 20/4/21
LOS VIEJOS AMIGOS

Un árbol solo

vvbbb

En el centro de Madrid, cercano a la Puerta del Moro y tratando de dar sombra a la única mesa que la Viuda de Vacas saca a la despoblada acera que le separa de la vecina Tasca de los hermanos Blanco, un solitario Plátano de Sombra se empecina, disciplinado, en cumplir su misión ajeno a la tristeza de su solitaria realidad.

Madrid se ha entregado al cemento y al asfalto, pero algunos árboles, sacrificada guardia pretoriana de la fresca y necesaria sombra, resisten ante los embates de los humos, la falta de luz y la necesaria tierra que nadie sabe dónde encuentran sus raíces.

Pocos son, entre los viandantes y juerguistas, los que reparan en su sacrificado afán y en lo ingrato de su tarea, condenada al fracaso antes de iniciarse su misión.Es probable que llegara a esa acera hace unos años siendo una vara escueta y débil, pero su empeño le ha permitido prosperar y crecer buscando el lejano sol y una luz matizada de humos y polución, pero él se empeña en crecer y hacerse árbol al servicio del barrio, consciente de ser, orgulloso, el único árbol de entre muchas manzanas a la redonda.

Me gusta el ejemplo de este árbol y su empeño imposible; su memoria de bosque y el remedo de frescura que trata de hacer llegar a la perdida memoria de una ciudad asfixiada entre su propia grandeza.

Es un árbol sólo, es un ejemplo y un recuerdo, pero pocos miran sus hojas recortadas contra la cercana luz de las farolas. 

Suerte compañero, que tu ejemplo cunda en la pelea por esas causas perdidas que tanta falta nos hacen. Gracias por tu constancia.

Un árbol solo