domingo 7/3/21
LECTURAS SUMERGIDAS | REVISTA LITERARIA

Roberto Wong: “París D.F” es un acto de rebeldía contra la realidad

Por Emma Rodríguez | París D.F es una novela que nos lleva de la mano a las ciudades que añoramos, esas en las que soñamos que podemos alcanzar la felicidad.

Roberto-Wong
Roberto Wong / Fotografía © Nacho Goberna (2015).

El tratamiento descarado, osado, del sexo, de la violencia, emparenta a Roberto Wong con otros autores latinoamericanos de las últimas generaciones

lecturassumergidas.com | @lecturass | Por Emma Rodríguez |  | En París D.F Roberto Wong, ganador de la primera convocatoria del Premio Dos Passos a una primera novela, nos habla de las coincidencias, de los signos ocultos, del destino, de la ley de las probabilidades, de la casualidad, de las variantes. Lo hace a través del personaje de Arturo, un joven perdido, a la búsqueda de su lugar en el mundo, que se dedica todo el tiempo a hacer convivir dos geografías, a sobreponer dos mapas. Cuadrando medidas, distancias y escalas, el protagonista coloca sobre el plano de la capital mexicana, esa ciudad real, canalla, violenta, difícil, oscura, de la que se queja continuamente y donde apuntala sus frustraciones, la superficie de los 105 metros cuadrados de París, la urbe recreada por la imaginación, en la que proyecta sus sueños y deseos.

“La imagen de un mapa de París sobrepuesto sobre el de la Ciudad de México fue lo primero que apareció en mi cabeza. Era 2011 y yo había ido a París para tratar de salvar una relación que al final se fue al carajo”, cuenta el joven autor mexicano, quien reconoce la influencia de Cortázar y se recuerda en aquel viaje persiguiendo al fantasma de Hemingway entre las calles de la Ciudad de la Luz; yendo a los cafés, a los barrios en los que él estuvo, perdiéndose en las mismas calles, entre los anaqueles de Shakespeare & Company, entre los carros de los bouquinistes, buscando la revelación, el milagro…”

París D.F es una novela que nos lleva de la mano a las ciudades que añoramos, esas en las que soñamos que podemos alcanzar la felicidad, pero que también nos enfrenta a las ciudades que pueden llegar a dolernos, a herirnos, donde todo está contaminado por el afán de supervivencia y por la rutina. El escritor, actualmente afincado en San Francisco y acostumbrado a tomar el pulso a las ciudades a las que viaja por motivos de trabajo en una empresa de transacciones vía Internet, lo explicaba así en su reciente viaje a Madrid: “París D.F es un acto de rebeldía contra la realidad, más que una respuesta subversiva contra las ciudades. En cierta forma, los contrastes no son otra cosa que esa ambivalencia entre amor y espanto que vivimos en cualquier urbe, como dice Borges en su poema a Buenos Aires. El ejemplo del Distrito Federal es emblemático porque la violencia está a salto de mata, pero me parece que lo que motiva al personaje a buscar una ciudad en otra es la necesidad de escapar del hastío. Ante lo monstruoso cotidiano, Arturo decide apostar por la ficción. En ese sentido, su búsqueda de París no deja de ser un tanto quijotesca”.

El tratamiento descarado, osado, del sexo, de la violencia, emparenta a Roberto Wong con otros autores latinoamericanos de las últimas generaciones. Todo puede suceder, o no, en la ciudad de los mapas superpuestos. Todo nos puede llevar hacia la luz o hacia lo oscuro. Instalado en ese punto, el protagonista cae del lado de la mala suerte. Desea que suceda algo, pero lo que sucede es un crimen en la farmacia en la que trabaja. Una desgracia que trastoca su destino. El muerto cae a sus pies abatido por la policía, se parece demasiado a él y esa casualidad hace que su identidad se tambalee, que inicie una pesquisa peligrosa. Los caminos se bifurcan en distintas direcciones, las tramas se enredan y nos dejan, a los lectores y lectoras, huecos para hacer nuestras propias interpretaciones, para realizar nuestro viaje particular, para soñar nuestro sueño…

Leer el artículo completo en la revista cultural LECTURASSUMERGIDAS.COM


Roberto Wong: “París D.F” es un acto de rebeldía contra la realidad