jueves 15/4/21
MUJERES EN EL ARTE

Berthe Morisot: el impresionismo en estado puro

“No creo que exista un hombre que trate a una mujer como su igual, y es lo único que pido, porque sé de sobras mi valor”. (Berthe Morisot).
Berthe Marie Pauline Morisot
Berthe Morisot en 1875, fotografía de Charles Reutlinger. (Wikipedia)

Berthe Marie Pauline Morisot nació en Bourges (Francia), el catorce de enero del año 1841, en el seno de una familia de la alta burguesía. Fue la tercera hija del matrimonio de Marie-Joséphine-Cornélie Thomas, proveniente de una familia de tesoreros y pagadores del Estado, y Edmé Tiburce Morisot quien era entonces funcionario del gobierno local.

Tuvo dos hermanas mayores, Yves y Edma y un hermano menor, Tiburce. Su familia se mudó varias veces debido al trabajo de su padre, hasta que en el año 1852, se asentaron en Passy, que era un suburbio rural al oeste de París. Morisot permaneció hasta su muerte en París.

Berthe Marie Pauline Morisot 1

El espejo psiqué, Museo NacionaL Thyssen Bornemisza

Fueron precisamente sus padres, interesados por la música y las artes, quienes animaron a Berthe y a su hermana Edma a iniciarse en estas, inscribiéndolas en clases privadas de dibujo en el año 1857.

Sus tutores fueron el artista neoclásico Geoffroy Alphonse Chocarne, pintor de la escuela de Dominique Ingres. Posteriormente, fue Joseph Benoit Guichard quien fue solicitado por las hermanas, deseosas de una formación profesional.

Este último les dio conocimientos clásicos y las animó a iniciarse como copistas en el museo del Louvre. Al percatarse de su talento, advirtió a su madre de las consecuencias que el mismo podría acarrear y dice:

“Dado el talento natural de sus hijas, mi instrucción no las convertirá en simples pintoras de salón, sino en auténticas artistas. ¿Se da usted cuenta de lo que esto puede significar? Será revolucionario, e incluso diría que catastrófico en un entorno burgués y elitista como el suyo. ¿Está segura de que no llegará a lamentar el día en el que permitió que el arte entrara en su casa, hoy un hogar respetable y apacible? ¿Se da cuenta de que el arte puede llegar a regir el destino de sus dos hijas?”.

Berthe Marie Pauline Morisot 2

“Eugene y su hija en Bougavil” expuesto en el museo Orsay.

A la edad de veinte años, Berthe y Edma Morisot conocieron a Camille, importante paisajista de la Escuela de Barbizon, con quien estudiaron hasta el año 1862. Su forma de captar y plasmar la realidad a través del color y la luz tendría una gran influencia en la obra de estas artistas y daría paso a nuevas formas de expresión.

Además, las introdujo en la técnica de la pintura al aire libre, bajo la cual Berthe realizó sus primeras obras serias, y permitió que ambas trabajaran con él en su casa de Ville d’Avray durante el verano del año 1861.

SUS INICIOS

La primera participación de las hermanas en el Salón de París fue en el año 1864, con dos paisajes admitidos, cuando Berthe contaba con tan solo veintitrés años. A partir de allí, ambas continuaron exhibiendo continuamente.

Edma se casó el año 1869, con el oficial de la marina Adolphe Pontillon, y significa su retirada de la pintura. Berthe a partir del año 1873, pasó a incorporarse a la vanguardia emergente que luego se denominaría Impresionismo.

Su incorporación se dio en principio gracias a que en el año 1868 conoció a Édouard Manet en una sesión de copiado en el museo del Louvre, con quien estableció una prolongada amistad y un continuo intercambio a nivel profesional.

Berthe Marie Pauline Morisot 3

“El baile” del año 1875.

Éste la pintó en más de una decena de sus cuadros entre los años 1868 y 1874, convirtiéndola en uno de sus más frecuentes temas, tanto en retratos como en obras de gran formato, como el caso de “El balcón”.

Esto generó algunas polémicas, debido a los rumores que se formaron alrededor de la figura de Morisot como supuesta mujer fatal.  Es sabido que la artista siempre posó acompañada por su madre, que, pese a su elegancia, fue tildado de vulgar por los caricaturistas coetáneos del pintor.

Sumado a esto, su amistad con Manet le permitió conocer de primera mano los primordiales debates sobre el arte moderno y la realidad cotidiana, que solían ser discutidos en el café Guerbois, que era un lugar vetado para las mujeres.

Gracias a las conversaciones que mantenía con éste y otros artistas en las veladas de los martes en casa de su familia y los jueves en casa de Manet, conoció a los grandes intelectuales de la época.

Morisot consiguió acercarse a los círculos artísticos del momento, uniendo sus intereses a los del futuro grupo impresionista.  Comenzó a pintar temáticas domésticas de la vida moderna que mostraban su dominio de la pintura al aire libre.

Tras el estallido de la guerra franco-prusiana en el año 1870, Morisot y Manet fueron algunos de los artistas que decidieron quedarse en París. Con la llegada del invierno, la salud de Morisot se resintió debido al hambre y el frío, por lo que decidió trasladarse con sus padres a Saint Germain en Laye, y posteriormente a Cherburgo para reunirse con su hermana Edma.

Berthe Marie Pauline Morisot 4

Devant la psyché.

Allí volvió a retomar la pintura por primera vez desde el inicio de la guerra, tomando a su hermana y sus sobrinos como modelos para muchas de las que fueron sus obras más emblemáticas, como “La cuna” del año 1871, “Mujer y niño sentados en el prado” del año1871, y “En un banco” del año 1872.

Su estilo se va perfilando claramente en esta época. La artista comenzó a captar en el lienzo las impresiones de felicidad familiar, tanto en escenas de interior como al aire libre, reuniones familiares de carácter íntimo o la cultivada vida de sus parientes, con un estilo pictórico que fue progresivamente espontáneo y suelto.

Tuvo una predilección por los colores claros y es conocida por su manejo único del blanco, además de su interés por la expresión psicológica de sus modelos.  Vendió veintidós pinturas al famoso comerciante y promotor parisino Paul Durand Ruel en el año 1872, hecho que marcó otro hito en su carrera como artista profesional.

SU ESPLENDOR COMO PINTORA

Acabada la guerra, Morisot volvió a París para continuar con su carrera artística, preparando las obras que presentaría en el Salón del año 1873. Sin embargo, el jurado ultraconservador de ese año aceptó solamente uno de sus pasteles, negando también la participación de Monet,  Pissarro y Sisley, entre otros.

Berthe Marie Pauline Morisot 5

La cuna del año 1874.

El malestar causado entre los artistas derivó en la creación, en diciembre del año 1873, de la Sociedad Anónima de Pintores, Escultores y Grabadores, que pudo por fin organizar una exposición independiente en la primavera del año 1874.

Uno de sus fundadores, Degas invitó a Berthe Morisot a exponer, y tras aceptar, la pintora materializó su integración oficial a la vanguardia impresionista, a través de cuatro óleos dentro de dicha exposición, inaugurada el quince de abril del año 1874, en el antiguo taller del fotógrafo Nadar.

Morisot, luego de Camille Pissarro, fue la pintora cuyas obras integraron más exposiciones impresionistas originales, faltando solo a una, en el año 1879, luego de que nació su hija Julie.

Berthe Marie Pauline Morisot 6

En el comedor (1875)

Su habilidad para captar el gusto del público proviene del hecho de que su trabajo fue muy popular durante toda su vida.  Incluso en ocasiones vendiendo más que muchos de sus contemporáneos, como Degas, Monet o Sisley.

Sin embargo, al igual que Mary Cassat, Eva Gonzalés o Marie Bracquemond, Berthe Morisot fue relegada a un segundo plano por los historiadores del arte, más específicamente a la categoría de artistas femeninas, por su temática de la vida cotidiana con mujeres, niños y escenas domésticas.

Morisot pintaba la inmediatez, lo que veía en su vida normal, de la misma forma que sus colegas masculinos, pero con una óptica diferente. Como una mujer de la alta burguesía, estaba habituada a escenas domésticas, deportes campestres y un amplio círculo de mujeres y niños, ya que el mundo masculino les estaba vetado.

A pesar de esto, la figura de Berthe Morisot, junto a las de otras maestras de la pintura, quedó ensombrecida por el conjunto del movimiento y en especial por los pintores masculinos.

SU MADUREZ

El veintidós de diciembre del año 1874, a la edad de treinta y tres años, se casó con Eugène Manet, hermano de su compañero artista. Eugène era un pintor aficionado y estaba muy introducido en los círculos literarios y políticos. Aunque nunca desempeñó un trabajo concreto, apoyó siempre la carrera artística de su mujer, ayudándola a organizar e instalar sus exposiciones.

Berthe Marie Pauline Morisot 7

La Chasse aux Papillons, del año 1874 en el Museo d’Orsay

Morisot y su esposo viajaron unos meses a la isla de Wight, en Inglaterra en el año 1875 Durante la estancia en la isla, y contraviniendo las normas establecidas de equilibrio en la composición y definición de contornos, empezó a desarrollar unas nuevas pinceladas cortas y rápidas para pintar lo que tenía delante, fueran objetos o personas.

Plasmó el movimiento y la caída de la luz trazando rayas discontinuas de pintura con la superficie del pincel, rápidas líneas con la punta del mismo, y rayando la pintura con el mango. Ninguno de sus colegas impresionistas había trabajado de una manera tan experimental.

El catorce de noviembre del año 1878, Morisot tuvo a su primera y única hija, Julie Manet, quien fue su modelo predilecta en muchas de sus obras, desde su infancia hasta su adolescencia, e incluso también posó para algunos de sus colegas como Manet y Renoir.

Desarrolló la costumbre de organizar reuniones sociales en el año 1885, generalmente cenas, a las que solían asistir sus compañeros impresionistas y su amigo el poeta Stéphane Mallarmé, entre otros.

Consolidó su amistad en esta época con Renoir, tras la muerte de Édouard Manet. Los dos sentían una gran admiración por la pintura francesa del siglo y ambos abordaban temas similares.

Tras visitar el estudio de Renoir en el año 1886, Morisot se inspiraría en algunos de sus dibujos para hacer los estudios preliminares de algunas de sus posteriores pinturas figurativas.

Berthe Marie Pauline Morisot 8

Mujer y niño.

Comenzó a hacer estudios de desnudos en esta misma época empleando distintas técnicas, como el pastel, el carboncillo y el grabado a punta seca, los cuales se verían reflejados en la última Exposición Impresionista, celebrada en el año1886, donde presentó once óleos, además de una serie de acuarelas, dibujos y abanicos decorados.

Uno de estos cuadros, “Mujer arreglándose” del año 1875, mostraba un momento muy íntimo de la toilette diaria de una dama, recordando sus anteriores pinturas de interiores.

Morisot expuso también en Londres y por primera vez en Nueva York con Durand Ruel, en la “American Art Association”, el diez de abril del año 1886, confrontando al público norteamericano con la estética del impresionismo por primera vez, y alcanzando un éxito insospechado.

Participó en una exposición organizada en Bruselas por un grupo de artistas llamado Los XX en febrero del año 1887, presentando cinco cuadros.

SU FINAL

Morisot logró exponer individualmente en vida, hecho que da cuenta del alcance y respeto que suscitaba como artista. Su primera exposición individual se celebró en la galería Boussod y Valadon en el año 1892, y gozó de un rotundo éxito. Aconteció la muerte de su esposo, Eugène Manet en ese mismo año, y posteriormente la de su hermana Yves en el año 1893.

Viajó a Bruselas para ver una gran exposición colectiva organizada por “La Libre Esthétique” en el año 1894, en la que presentó cuatro cuadros. Durante ese año, el Estado francés compró por primera vez una pintura suya, “La jovencita vestida de gala”.

Berthe Marie Pauline Morisot 9

The quay at Bougival del año 1883.

Falleció el dos de marzo del año 1895, a los cincuenta y cuatro años, a consecuencia de una congestión pulmonar. Fue enterrada, el seis de marzo, en el panteón familiar del cementerio de Passy en París, junto a su marido Eugène y su colega artístico y cuñado Édouard Manet.

El año después de su muerte, sus amigos artistas, incluyendo Degas, Renoir, Monet y Mallarme, organizaron la primera exposición retrospectiva del trabajo de Morisot, reuniendo 380 de sus pinturas y rindiendo tributo a su talento.

SU LEGADO

La primera valoración de Manet sobre Berthe y su hermana tuvo connotaciones muy negativas, comprobables a través de los comentarios que, por carta, hacía a Henri Fantin Latour en agosto del año 1868, y decía;

“Comparto su opinión, las señoritas Morisot son encantadoras, es una pena que no sean hombres, sin embargo, como mujeres podrían defender la causa de la pintura casándose cada una con un académico y sembrando así la discordia en el campo de esos anticuados, aunque sería pedirles un sacrificio demasiado grande”.

Esta cita es solo un ejemplo de cómo, a lo largo de su vida y su carrera, Berthe Morisot debió de luchar contra las ideas preconcebidas sobre las mujeres y los impedimentos que estas le generaron para el desarrollo de su carrera artística.

Berthe Marie Pauline Morisot 10

English seascape del año 1875 Museo de New Jersey.

Morrisot fue un personaje muy inusual en su decisión de ser una pintora profesional a la vez que esposa y madre, pero ha sido vista, hasta los primeros revisionismos científicos, especialmente los de corte feminista, como una figura secundaria del movimiento en lugar de ocupar un lugar insustituible en la conformación del mismo.

A pesar de que hasta finales del siglo XX, la historia del arte había relegado su historia y participación a un segundo plano, sin embargo, su talento y habilidad le valieron el respeto y reconocimiento públicos de sus colegas varones contemporáneos, logro por lo demás inusual para las mujeres de la época. Su voluntad de romper con la tradición, la trascendencia de sus modelos y su capacidad la convierten, para algunos autores, en “la gran dama de la pintura”.

Berthe Morrisot era una mujer muy orgullosa para aceptar paternalismo y dijo: “No creo que exista un hombre que trate a una mujer como su igual, y es lo único que pido, porque sé de sobras mi valor”.

Berthe Marie Pauline Morisot 11

After lucheon del año 1881.  Colección privada.

Berthe Marie Pauline Morisot 12

Chica en el jardín


BIBLIOGRAFÍA

Chadwick , Whitney. “Mujer, arte y sociedad”. 1992.  Ediciones Destino.  Barcelona.
Heist, Peter,  “El impresionismo en Francia”.
Jihui, Zhu, “Berthe Morisot: The woman impressionist”. Capita Selecta European Art: Monet to Dali.
Kiler, Melanie, Larass, Petra, Weidemann, Christiane Weidemann. “50 women artists you should know”.   2008. Slovenia, Prestel Verlag.  Eslovenia.
Sitzia, Emilie, “Women on the Edge: Berthe Morisot and Liminal Spaces”.  2010. en Connecticut Review.
Walter, Ingo F.  “La pintura del Impresionismo, 1860-1920”.  2002. Taschen.  Eslovenia.


Mary Cassat, la pintora impresionista


Berthe Morisot: el impresionismo en estado puro