viernes 7/5/21
MILITARES REPUBLICANOS

El comandante de aviación Virgilio Leret Ruiz, republicano, inventor y valiente

Fusilado por el franquismo, Leret está considerado como uno de los oficiales más combativos de la República.
virgilio-leret-ruiz 11

El hispanista Paul Preston en su libro “El holocausto español” decía de Virgilio Leret que “era uno de los oficiales más brillantes de las Fuerzas Armadas españolas”.

Virgilio Leret Ruiz nació el veintitrés de agosto del año 1902, en la ciudad de Pamplona. Era el tercero de ocho hijos del matrimonio formado por el teniente coronel Carlos Manuel Leret y Úbeda y de María Luisa Ruiz y Ramírez.

virgilio-leret-ruiz 1Cuando llegó a su edad escolar se matriculó en el colegio de los Maristas de Pamplona.  Tuvo una buena educación que le dejó una positiva huella, pues fue siempre considerado un hombre íntegro, trabajador incansable, responsable y de grandes convicciones.  Le gustaba mucho la música, la lectura y era un enamorado de las matemáticas.

Tras realizar los exámenes de tercero de Bachillerato con buenas calificaciones, teniendo quince años, entró en la Academia de Infantería de Toledo el veintinueve de agosto del año 1917, donde se graduó como alférez el ocho de julio del año 1920.  Poco después, fue destinado al Regimiento del Serrallo nº 69, con base en Ceuta.

Su presencia en la guerra de marruecos

Participó en la campaña militar de Marruecos entre los años 1920 y 1924, luchando contra los rebeldes rifeños. Entre otras muchas acciones, tomó parte en la ocupación de Xauen y en el desembarco de Alhucemas.

virgilio-leret-ruiz 2Soportó heroicamente, junto a veinte de sus soldados, el duro asedio impuesto durante veintiún días por los rifeños al blocao que guarnecían. Padeció paludismo que aguantó sobre una colchoneta, masticando hierba para aguantar la sed. Sin embargo, todos se salvaron en ese blocao. Por estas fechas aprendió árabe y francés. (En la imagen: Virgilio Leret, junto a un avión).

Su campaña como aviador la inició en África en el año 1925, donde permaneció hasta el año 1927. Durante este tiempo formó parte del segundo grupo de Escuadrilla de la Zona Occidental, del quinto Grupo Expedicionario y de la Escuadrilla Breguet-Rolls.

Durante el desembarco de Alhucemas, realizó una misión aérea, pero su aparato sufrió una avería y tuvo que aterrizar de forma forzosa en territorio hostil, en concreto en una kabila de lo más peligrosa.  Era práctica habitual por parte de esta kabila que fuera muerto el soldado prisionero.  Anduvo todo el día bajo un sol infernal, pisando piedras, sin zapatos y agazapándose entre matorrales, su compañero no podía más y Virgilio se lo subió a su espalda y siguieron caminando hasta llegar a las líneas francesas.

Estaba totalmente volcado en el ejército y en sus proyectos, pero también tenía tiempo para tocar el violín y para escribir ficción, firmando con el seudónimo de “El Caballero del Azul”. Para entonces, la guerra del Rif ya había acabado y se encontraba de nuevo en la Península.

En paralelo a esta intensa actividad, en la década de los años de 1920 conoció en Barcelona a la que sería su esposa, Carlota O’Neill, madrileña de origen mexicano y feminista de izquierdas, que marcó profundamente su vida.

Debido a su actividad militar en Marruecos, fue recompensado tres veces: en el año 1922 y, más tarde, en los años de 1927 y 1929 con la Cruz de Primera Clase con el distintivo rojo.

El rey Alfonso XIII le nombró Caballero de Primera Clase de la Orden del Mérito Militar. De sus condecoraciones, la primera lo fue por sus actuaciones en tierra, mientras que la segunda y la tercera lo fueron por sus actuaciones heroicas en el aire.

Cursó por correspondencia los estudios de Ingeniero Mecánico Electricista, entre los años 1924 y 1929, obteniendo una gran mayoría de sobresalientes. Esta preparación le sirvió para poder inventar el motor a reacción.

virgilio-leret-ruiz 3

Crea su propia editorial en el año 1930, cuyo nombre es Magreb y publica “A ojo de avión: Historia biográfica de Nova-Aquilae”. Es una novela corta, y es muy complicada de leer donde quedan reflejados sus pensamientos.

LA II REPÚBLICA

Se hallaba destinado en Getafe en el año 1930, cuando estalló en la ciudad de Jaca, el doce de diciembre, la sublevación republicana encabezada por Fermín Galán y García Hernández.

El día quince, un nuevo intento de pronunciamiento republicano tuvo lugar en Getafe, protagonizado por Ramón Franco, Hidalgo de Cisneros y Quipo de Llano.

Los oficiales, Leret incluido, solicitaron del jefe de la base que se les permitiera no disparar contra sus compañeros sublevados. Esto hizo que fueran también acusados de rebelión militar, el veintisiete de diciembre del año 1930, mientras que los tres sublevados nombrados huyeron a Portugal y luego a París. El resto fueron juzgados y encarcelados por los últimos dirigentes de la Monarquía.

Leret entró en prisión pero sería por poco tiempo. Salió en libertad provisional el nueve de enero del año 1931 siendo amnistiado posteriormente, el dieciocho de abril del año 1931, cuando se proclamó la II República española.

Entre los años 1931 y 1932 estuvo presente en varios destinos militares, siendo destinado en junio del año 1932 a la base aeronaval del Atalayón, situada cerca de Melilla, a orillas de la mar Chica.

Cuando se produjo la Sanjurjada contra la II República, los días once y doce de agosto del año 1932, el propio general Sanjurjo le envió un telegrama invitándole a sumarse al levantamiento.

virgilio-leret-ruiz 4

Virgilo Leret se opuso y además avisó a sus mandos su negativa a colaborar. Fue felicitado en una nota por parte del Ministerio de la Guerra, el veintinueve de septiembre.

Formó parte de la Escuadrilla Dornier en el año1934, que dio la vuelta a España y lo hizo en un hidroavión. Esta vuelta comenzó el treinta de junio y finalizó el dieciséis de julio del año 1934.

En ese mismo año, un decreto del Gobierno, ya durante el bienio radical-cedista obligaba a declarar a los militares “que no pertenecían a ninguna sociedad política y/o sindical”. Virgilio Leret declaró no pertenecer a ningún partido ni sindicato.

Cuando estalló la revolución asturiana, en octubre del año 1934, un legionario declaró en un medio: “mientras exista la Legión no entrará el comunismo en España”. Al oír esta declaración, Virgilio escribe una carta al general jefe de la circunscripción oriental del Protectorado, Manuel Romerales, preguntando si se había derogado el Decreto de no pertenencia a sociedades políticas. El general Romerales ordenó el arresto de Virgilio Leret y la incoación de expediente judicial.

Fue condenado a dos meses y un día y encarcelado en el castillo de El Hacho en Ceuta. Cumplió tres meses, más tiempo que lo estipulado. Además, se le sanciona pasándole a la situación B, percibiendo solamente el 20% del sueldo durante diez años y quedando disponible en la Primera División.

Durante el tiempo que estuvo en prisión diseñó un motor a reacción, original y revolucionario para su época, al que denominó Mototurbocompresor de Reacción Continúa. Este invento fue patentado en el Registro de la Propiedad Industrial de Madrid, el veintiocho de marzo del año 1935, con el nº 137.729.

Virgilio Leret entendía que el futuro de la aviación pasaba por desarrollar otro tipo de motores, puesto que los alimentados con hélices ya no daban más de sí, ni en el campo de la potencia ni en el de la velocidad.

Lo que proponía, era colocar un sistema en el que el aire que recibía el avión se empleara para mover la turbina y tuviera un menor peso que el motor de pistones, al tiempo que produjera una mayor velocidad al provocar menos rozamiento.

virgilio-leret-ruiz 5Carlota O’Neill siempre pendiente de sus trabajos decía “en sus estudios y meditaciones llegó a concebir la creación de un motor de aviación que estaba destinado a revolucionar por completo las alas del mundo. Labor de largos años de su existir”.

Meses antes del inicio de la guerra civil, tuvo una larga entrevista con el presidente de la II República, Manuel Azaña, y con el ministro de Aeronáutica, a quienes expuso el resultado de sus experiencia y de su invento.

Este invento fue estudiado por una comisión de ingenieros aeronáuticos españoles que lo valoraran y consideraron un magnífico invento.  Un mes antes de que estallara la guerra civil en España se comenzó a construir el modelo para probarlo en los talleres aeronáuticos de la empresa Hispano-Suiza de Madrid. Este proceso necesitaba tiempo y calcularon que para septiembre del año 1936 se realizarían las primeras pruebas en el aire.

virgilio-leret-ruiz 6El veintinueve de abril del año 1936, fue nombrado profesor de la Escuela de Mecánicos de Cuatro Vientos y Jefe de mecánicos del aeródromo con la finalidad de que pudiera supervisar la construcción de su motor a reacción.

Sin embargo, se le mandó durante tres meses como Jefe de las fuerzas aéreas de África zona oriental y su base era El Atalayón base de los hidroaviones. Este destino buscaba que tuviera un descanso veraniego para así afrontar con fuerzas el trabajo a realizar con su motor.

Se unió a la Unión Militar Republicana Antifascista, participando en las reuniones previas al estallido de la guerra civil española, y organizando el denominado “Sindicato C. de Aviacióncuyos documentos fueron encontrados entre las pertenencias de Virgilio tras su detención.

EL GOLPE MILITAR DEL 18 DE JULIO

Ejercía la jefatura accidental de la base aeronaval del Atalayón el diecisiete de julio del año 1936.  Allí escribió “Ismael, el Cóndor”, que es un cuento breve de apenas treinta páginas, que se editó con su pseudónimo “El caballero del Azul.  Presenta esta obra como una pequeña autobiografía y decía:

“La vida cotidiana de Ismael era de una monotonía irresistible al menos en apariencia. Cuando, al terminar los vuelos sus compañeros tomaban los coches, y regresaban a la ciudad, él daba un paseo por los alrededores del aeródromo… Todos, con aire displicente y desdeñoso, comentaban su misantropía. Para los espíritus vulgares, la única vida digna de ser vivida, es la que ellos practican”.

Al iniciarse la sublevación en Melilla defendió la base del ataque del segundo Escuadrón del Tabor de Caballería de Regulares, al mando del capitán Corbalán.

Durante este ataque, el fuego de Leret y sus hombres causó la muerte de un sargento y un soldado marroquíes de la unidad atacante, que fueron los primeros muertos de la guerra civil española.

virgilio-leret-ruiz 7Ante la resistencia de la base, el segundo Tabor de Infantería de Regulares, al mando del comandante Mohamed ben Mizzian, interrumpió su marcha hacia Melilla para cooperar en el asalto, pero antes de que éste se reanudara Leret y sus hombres se rindieron, ante la evidente desproporción de fuerzas.

Cuando se rindieron, Virgilio Leret salió de la base solo y pidió a los mandos de los sublevados que no acusaran de responsabilidad al resto de oficiales ya que, como militar de mayor rango, él ostentaba la jefatura de la base.

Según los sublevados, fue hecho prisionero, lo trasladaron al fuerte de Rostrogordo donde fue fusilado el dieciocho de julio del año 1936, en compañía de dos alféreces de aviación que se habían significado en la defensa de la base, así como de los capitanes Luis Casado Escudero y Joaquín Fernández Gálvez.

El capitán Leret fue pasado por las armas al amanecer del dieciocho de julio, semidesnudo y con un brazo roto. Todos los fusilados fueron enterrados en una fosa común. Debemos destacar, que obligaron a las propias milicias a las órdenes de Leret que hicieran de pelotón de fusilamiento. Cuando lo fusilaron Virgilio Leret tenía treinta y cuatro años.

Su mujer y sus hijas se encontraban en la base militar y fueron llevadas a una barcaza de dragado anclada frente a la base, alejadas de la zona del tiroteo.

Sin embargo, el informe oficial era falso y se supo más tarde por un informe secreto de un teniente sublevado que Leret había sido pasado por las armas “al amanecer del 18 de julio, semidesnudo y con un brazo roto”, junto con los alféreces Armando González Corral y Luis Calvo Calavia.

El golpe militar del dieciocho de julio y la muerte de Virgilio Leret en Melilla el mismo día, impidieron el desarrollo del propulsor. El ingeniero aeronáutico Martín Cuesta revisó el invento de Virgilio Leret en el año 2007 y dijo que era verdaderamente ingenioso y viable.

En reconocimiento a su hoja de servicios y a su heroica resistencia en Melilla, el gobierno de la II República, lo ascendió, a título póstumo, al grado de comandante.

Fue un caso atípico, pues convivió varios años con Carlota O’Neill sin casarse y fruto de esta relación fueron dos hijas. Esto hizo que fuera muy criticado dentro del ejército. Se casó el diez de enero del año 1929 con la finalidad de dar a sus hijas unos derechos que no tendrían con unos padres solteros.

virgilio-leret-ruiz 8

Su esposa Carlota, que había desarrollado su trayectoria feminista como dramaturga y como directora del periódico “Nosotras”, fue juzgada por un tribunal militar dieciocho meses después de su detención y condenada a seis años de prisión, por saber ruso, por subversiva y por su responsabilidad en los actos de su marido.

Fue detenida, como muchas otras hijas y mujeres de republicanos, y separada de sus hijas, María Gabriela y Carlota, perdiendo su custodia.  En el juicio de la esposa de Virgilio Leret, Carlota O’Neill, el comandante de infantería que la defendía dijo:

“Yo conocía a su marido, honorable persona en todos los aspectos.  En una palabra, un hombre honrado  ¿Pero a quién se le ocurre meterse a republicano? ¡Era un loco!”.

Fue juzgada por un tribunal militar  por “ser mala, un elemento muy peligroso que hay que eliminar, por fomentar la anarquía, por no tener más ambición que el lujo, por el influjo en las ideas que profesaba su marido, por ser peligrosa para sus hijos, roja y atea”.

El libro de Carlota se llamaba “Una mujer en la guerra de España”, cuenta la odisea atroz de una mujer a la que han asesinado a su marido estando con la familia de vacaciones, la encarcelan sin cargos, la separan de sus hijas, le niegan luego la posibilidad de volver a reunirse con ellas y vive una angustiosa odisea hasta que puede salir de la cárcel y huir de lo que antes fue su país y ya no lo será nunca.

virgilio-leret-ruiz 9

Carlota O'Neill y Virgilio Leret, con sus hijas, Mariela y Carlota.

Tras su salida de la cárcel en el año 1940, después de cinco años de encarcelamiento.  Carlota O'Neill llevó los planos del Mototurbocompresor de Reacción Continua a la embajada británica para dárselos a James Dickson, agregado de aviación, con la idea de que pudieran ser útiles a la causa aliada. Los descendientes de los hermanos de Virgilio aún conservan copias manuscritas del plano.

Su mujer se instaló en Barcelona, en casa de su hermana Enriqueta O’Neill, quien la ayudó a recuperar la custodia de sus hijas. En el año 1949, con sus hijas ya mayores partieron hacia Venezuela, y más tarde México.

RECORDATORIOS

En marzo de 2011 se estrenó un documental sobre la figura de Leret, dirigido por el periodista pamplonés Mikel Donaza y producido por ETB, la Fundación Aena y la Universidad Pública de Navarra, con el título “Virgilio Leret, el caballero del azul”, en referencia al seudónimo usado por Leret para escribir ficción. En el año 2011, el Ayuntamiento de Parla, decidió dedicar una calle en su nombre.

En el año 2017, la familia de Virgilio Leret Ruiz inició una campaña de recogida de firmas para cambiar la calle del franquista Aviador Zorita, propuesta por el Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, por la de Virgilio Leret Ruiz; poniendo de relieve el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Madrid.

virgilio-leret-ruiz 10

Puesta de una placa en Pamplona en el lugar donde nació Virgilio Leret.  Año 2021.

BIBLIOGRAFÍA

Preston, Paul.  “El holocausto español.  Odio y exterminio en la Guerra Civil y después”.  2011.  Mondadori. Barcelona.


Juan Modesto, la brillantez de un general republicano y comunista


Enrique Líster Forján, el líder militar comunista

El comandante de aviación Virgilio Leret Ruiz, republicano, inventor y valiente