domingo 20/6/21
CINE

Las mujeres en el cine moderno

Rubén E. Barraza

Entre voces de protesta y conciencia social. Las historias de mujeres, cada vez más, llegan a la pantalla grande. Y créanme no es fácil darse cuenta que la propia existencia es el resultado de las decisiones que tomamos y que nuestra sociedad nos ofrece.

Con el incremento de contenido para mujeres, no quiero decir que antes no se hacían películas para ellas. Si no al contrario, el medio del entretenimiento ha estado lleno de contenido para la mujer. Lo que si, es que ha tomado otro rumbo. Desde las soap operas, las películas infantiles, el género romántico, hasta las nuevas películas de acción como Los Angeles de Charlie y claro sin olvidar la famosa película de Thelma y Louise

En los últimos días he visto como la mujer está despertando. Pero saben, en muchas de las historias del sexo femenino, muestran que el despertar no es fácil y que muchas veces las circunstancias sociales o nuestras propias decisiones nos llevan a vivir de una u otra manera. Y cuando la persona va tomando conciencia de si, se da cuenta que uno debe de ser responsable de sus decisiones. Y claro, soy consciente que muchas veces las circunstancias obligan a uno a vivir de cierta manera,  que más pareciera que uno pierde la libertad, que es casi imposible ser libre, si la sociedad no ofrece las oportunidades para que primero se cubran las necesidades básicas para una vida digna. 

Creo que las grandes historias femeninas del cine y de la vida real siempre cambian al mundo con inteligencia, valores y amor. Y creo que, tanto en los sucesos de hombres y mujeres no debería de existir la violencia o el vandalismo, también sé, que cuando el ser humano, hombre o mujer, no lee, no estudia, no se prepara, una de las maneras que encuentra el cuerpo para expresar todas esas emociones dentro de la persona, puede ser por medio de actos violentos y vandalismo, con esto no estoy justificando, lo escribo para darnos cuenta, que la solución a nuestros problemas es la de generar mecanismos que dignifiquen a la persona en sus dimensiones físicas, sicológicas y espirituales. En pocas palabras, casa, comida, educación sustento y amor.

Por eso películas como Talentos Ocultos del director Theodore Melfi o cualquier otra película que lleve a soñar con sacar lo mejor de uno y que alimente el espíritu, son las que deben de ser realizadas, no solo para la mujer, sino también para niños y hombres. Hay que recordar que así como cuidamos la alimentación de nuestro cuerpo, así debemos de cuidar la alimentación de nuestra mente.

Las mujeres en el cine moderno