martes 20/4/21
DOCUMENTAL | ESTRENOS

Shada y Ahmed de 7 años: “nos despertamos con el sonido de bombas o disparos”

¿Se puede vivir encarcelado en una tierra rodeada de muros y prohibiciones? Los protagonistas de Dreams behind the Wall: Shada y Ahmed  son presos en su propia tierra.

ELENA Y SHADA
Elena y Shada.

Tienen más sueños que frustraciones, más ganas de vivir que cansancio pero sufren de insomnio, angustia o falta de concentración entre otros síntomas. Viven junto a sus padres y hermanos. Ella en Gaza y él en Belén (Cisjordania). Ambos van a un colegio de Naciones Unidas, juegan con sus amigos pero saben lo que es la guerra pues Shada ha vivido tres a su corta edad y Ahmed ha visto como detienen a los hombres de su campo de refugiados cada dos por tres.

Dreams behind the Wall, documental dirigido por Elena Herreros, es en definitiva el relato de 24 horas en la vida de nuestros protagonistas.

Gaza, el territorio palestino en donde vive Shada, muy cerca de la frontera con Egipto, ha vivido varias guerras en los últimos años. La situación en la franja es de bloqueo total por parte de las autoridades israelíes. Sólo se puede entrar con un permiso del gobierno de Israel o con un pase humanitario para algunas ONG. Todos los alimentos que entran en la franja tienen que ser controlados por Israel.

Su situación es durisíma. Con un paro de más del 55%, gran parte de la población depende de la ayuda humanitaria, básicamente proporcionada por la UNRWA, Naciones Unidas para los refugiados palestinos.

Los cortes de luz son constantes, el agua está contaminada, ya que las depuradoras fueron bombardeadas y no han sido arregladas, escasean alimentos, medicamentos y la población está cada día más deprimida. Naciones Unidas llegó a decir que la vida en Gaza sería imposible en 2020. Pues bien, se está acabando el año y ellos siguen peleando.

Naciones Unidas llegó a decir que la vida en Gaza sería imposible en 2020. Pues bien, se está acabando el año y ellos siguen peleando

Cisjordania es un territorio de 5860 km² ocupado un 60% por los israelíes y dejando el 40% a los palestinos, que tienen su capital en Ramala. Eso significa que lo que debería ser territorio palestino al cien por cien, está ocupado por colonias en las cuales viven 450 mil personas, de ideología muy extremista que entorpecen la vida del pueblo palestino, agrediéndoles, ocupando sus tierras, montando controles que les impide el paso, quemando casas o no dejándoles acceder a sus tierras de las que viven.

Las colonias israelíes en los territorios palestinos son consideradas ilegales por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la gran mayoría de la comunidad internacional. Los israelíes tienen en Cisjordania autopistas propias por las que sólo pueden circular ellos, colocan checks-points (controles militares) allí donde quieren y entorpecen la convivencia atacando constantemente a los palestinos. Desde hace tiempo su anhelo de invadir toda Cisjordania se está llevando a cabo y al parecer Netanyahu quiere acelerar este proceso.

“Para las organizaciones que trabajan por el Derecho a la Salud en Palestina, la fragilidad del sistema sanitario palestino es evidente, incluso antes de la pandemia de la COVID-19 que ha puesto en evidencia las deficiencias de un sistema sanitario al borde del colapso” afirma Médicos del Mundo.  

“En los primeros cuatro meses de 2020 ha continuado la demolición de propiedades en Cisjordania. La mayoría de estos inmuebles eran residencias privadas, infraestructuras de agua e instalaciones de saneamiento (tanques de agua y cisternas, grifos y letrinas), fundamentales para la higiene y para la prevención de enfermedades contagiosas. Además, a pesar del cierre de actividades y las restricciones de movimientos en Israel debido a la COVID-19, los actos de violencia hacia personas palestinas han seguido ocurriendo”, denuncia Médicos del Mundo.

FICHA TÉCNICA:

cartel Dreams

Directora: Elena Herreros Rivas
Guión:  Elena Herreros Rivas y Dacyl Manrique de Lara
Operadores de cámara: Francisco Javier León, Mohammad Alazza y Linda Pignatelly
Banda Sonora: Carla Armas y Rubén García
Traductores: Kayed Hammad, Hicham Oulad- Mohamed y Alberto Herreros
Producción ejecutiva: Elena Herreros y Mercè Rivas
Producción local: Kayed Hammad y Mohammad Alazza
Diseño del cartel: Carlos del Giudice
Montaje: Dacyl Manrique de Lara
Sonido y Post producción musical:  Álvaro Herrera Navarro
Voz en off: Paco Casares
Ilustraciones: Fernando Rodriguez Antúnez


Dicho film ha conseguido más de 10 premios nacionales e internacionales y se estrena en la plataforma Filmin el próximo 11 de diciembre

PREMIOS RECIBIDOS

Premio del público del Festival AIlArd Doc Film Festival de Italia 
Premio en el festival de cine de Bagdad
Finalista del Human Rights Human Dignity International Film Festival , Yangon, Myanmar
Finalista de la Seminci .Festival Internacional de Valladolid
Finalista del  Festival  de Chile FEMCINE  
Finalista del festival de derechos humanos  Sole Luna de Milán 
Premiada en el l festival Thessaloniki Documentary Festival Images of the 21st Century- Doc Market de Grecia
Premiada en ESPIELLO XIV, Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe
Premiada en  SCENICS film Festival de Holanda
Finalista del  Human Rights Human Dignity International Film Festival, Yangon, Myanmar.

Shada y Ahmed de 7 años: “nos despertamos con el sonido de bombas o disparos”
Comentarios