viernes 5/3/21
PUEBLOS Y PAÍSES DEL MUNDO

Bielorrusia, un país para descubrir

por

Tiene una extensión de 207. 600 km2. Bielorrusia limita con Letonia en el norte, hacia el noroeste con Lituania, Polonia al oeste, con la Federación Rusa al norte y al este y con Ucrania, hacia el sur.

Su relieve se caracteriza por ser una llanura baja, con tierras altas y onduladas que raramente superan los 300 m de altura. Bielorrusia es un país esencialmente llano. Su máxima cota es el monte Dzyarzhynskaya, de 356 m de altitud.

Podemos distinguir tres regiones diferenciadas, una al norte, donde se encuentran los lagos de origen glaciar, otra en el centro, donde hay una amplia meseta cubierta de bosques, y otra al sur, pantanosa y, prácticamente, deshabitada; son los pantanos de Prípiat.

La meseta se compone de una serie de bandas paralelas orientadas de oeste-sudoeste a este-noroeste.

Alrededor de un tercio del territorio del país está cubierto de bosques no poblados. En el norte, las coníferas predominan en bosques que también incluyen abedules y alisos. El Belavezhskaya es el más magnífico y antigua de todos, siendo una reserva natural que da refugio a animales, pájaros que se extinguieron en otros lugares. La reserva cubre la frontera y llega hasta Polonia; ambos países la administran. El bioma dominante en Bielorrusia es el bosque templado de frondosas.

f10

La parte norte de Bielorrusia tiene un paisaje pintoresco. En sus montes hay varios lagos y arroyos formados por la fusión glaciar. En la zona sur del país, alrededor de un tercio pertenece a la cuenca del río Pripyat. El país dispone de unos 3.000 arroyos y 4.000 lagos que son protagonistas del paisaje, y se usan para navegar y generar energía hidro eléctrica.


El pueblo nabateo


Bielorrusia posee 20.000 ríos. El río Dniéper atraviesa por el este del país. Es uno de los ríos principales del este de Europa. Tiene una longitud de 2.290 km entre su nacimiento en la meseta de Valdai y su desembocadura en el mar Negro. En Bielorrusia transcurren 690 km de su recorrido.

El río Prípiat corre por el sur del país. Tiene una longitud de 710 km, de los que 495 km corresponden a Bielorrusia. Nace en Ucrania y desemboca en el río Dniéper cerca de Chernobil en Ucrania. Existe un canal que une este río como el río Bug, afluente del Vístula, pasando por las ciudades de Pinsk y Brest.

El río Niemen se encuentra al noroeste del país. Tiene una longitud de 937 km, de los que 459 km corresponden a Bielorrusia. Nace cerca de Slomin, en Godno, de la unión de varios afluentes, y se hace navegable. Desemboca en el mar Báltico, haciendo frontera entre Lituania y Kaliningrado (Rusia).

f9Otros ríos importantes son, el Daugava, el Sozh, el Berezina, el Neris, el Pitichi, el Chara el Sviloch.

Bielorrusia posee 11.000 lagos y cada uno excede los 0,5 km². El lago Narac es el más extenso, con 79,6 80 km², con su punto más profundo a 25 m. Otros lagos importantes son: el Osveya, de 52,8 km² y el Chervono, de 40,3 km², además de otros muchos más pequeños.

Su clima presenta inviernos fríos, veranos frescos y húmedos. Es una zona de transición entre el clima continental y el marítimo. Gracias a la proximidad del mar Báltico, Bielorrusia tiene de un clima continental moderado. El invierno dura entre 105 y 145 días, mientras que el verano puede llegar hasta los 150 días.

La temperatura media en enero es de unos -6 °C, mientras que en julio es de unos 18º, con alta humedad. La media anual de precipitaciones oscila entre 550 y 700 mm, dependiendo de la zona y es a veces excesivo.


Corea del norte, un país desconocido


En Bielorrusia existe un claro contraste entre las regiones occidentales y orientales del país. El oeste recibe en mayor medida la acción moderadora del mar, por lo que las temperaturas son menos extremas y las precipitaciones más abundantes.

f8

La gran parte de las ciudades bielorrusas presentan unas tasas de contaminación elevadas, que se acentúan todavía más en los centros industriales como son Saligorsk o Navapolatsk.

El origen de esta fuerte polución se encuentra en los años posteriores a la II Guerra Mundial, pues es en esta época cuando comenzaron a desenvolver su actividad diversas industrias pesadas en el país. Debemos destacar que la contaminación también es muy importante debido al uso masivo de pesticidas.

No obstante, el problema medioambiental más serio al que se enfrenta el país lo representa la contaminación derivada de la explosión, en abril del año 1986, de la central nuclear de Chernóbil en el norte de Ucrania, al encontrarse ésta localizada a dieciséis km al sur de la frontera de Bielorrusia.

Consecuentemente, un porcentaje superior al 60 % de la precipitación altamente radiactiva de cesio, estroncio y plutonio emitida a la atmósfera acabó en territorio bielorruso, afectando a una quinta parte del mismo y a más de dos millones de sus habitantes.

Bielorrusia tiene una población de 9.410.000 habitantes. Los bielorrusos étnicos constituyen el 81,2% del total de la población. La minoría restante se compone de grupos étnicos como los rusos que representan el 11,4% de la población, los polacos con el 3,9%, y los ucranianos con el 2,4%.

Los dos idiomas oficiales son el bielorruso y el ruso. El ruso es el idioma principal utilizado por el 72% de la población, mientras que el bielorruso, el otro idioma oficial, solo es usado por el 19,2 % de los habitantes. Otras minorías también hablan polaco, ucraniano y yiddish oriental. ​

Bielorrusia tiene una densidad de población de alrededor de 50 personas por km2. El 71,7% de su población total se concentra en las zonas urbanas.

f7

Sus principales ciudades son Minsk, la capital del país y ciudad más grande, es el hogar de 1.750.000 habitantes, le siguen Gómel con, con 500.000 personas, siendo la segunda ciudad más grande, le siguen Maguilov con 375.000, Vítebsk con 350.000, Hrodna con 320.000 y Brest con 300.000.

Bielorrusia tiene una tasa negativa de crecimiento de la población y una tasa negativa de crecimiento natural. La población de Bielorrusia disminuyó en un 0,41 % en el año 2007 y su tasa de fecundidad fue de 1,22 hijos, muy por debajo de la tasa de reemplazo. Su tasa de migración neta es 0,38 por cada 1.000 personas, lo que indica que Bielorrusia experimenta la inmigración un poco más que la emigración.

Hay alrededor de 0,88 hombres por cada mujer en Bielorrusia. La esperanza de vida promedio es de 68,7 años, siendo de 63 años para los hombres y 74,9 años para las mujeres. ​ Más del 99 % de los bielorrusos están alfabetizados.


Sierra Leona, el sufrimiento de un pueblo


El 59 % de todos los bielorrusos son practicantes de alguna religión. De ellos, el 82% son practicantes del cristianismo ortodoxo, que está unida a la iglesia ortodoxa rusa.

El catolicismo se practica principalmente en las regiones occidentales y también hay diferentes denominaciones de protestantismo. Entre las minorías figuran la iglesia ortodoxa griega, el judaísmo, el islam y el neopaganismo.

En el año 2020, el 82 % de la población es cristiana ortodoxa, el 7.8% no es religioso, el 6.7% es católico y el 2.2% sigue otras religiones.

La minoría católica de Bielorrusia se concentra en la parte occidental del país, especialmente alrededor de Hrodna. Está compuesta por una mezcla de bielorrusos y las minorías polaca y lituana del país.

Bielorrusia fue una vez un importante centro de judíos europeos, con un 10% de la población judía. Pero desde mediados del siglo XX, el número de judíos se ha reducido debido al holocausto, la deportación y la emigración, por lo que hoy es una minoría muy pequeña de menos del uno por ciento.

f6

SU ECONOMÍA

La agricultura, que dominó la economía de Bielorrusia durante siglos, ha sido reemplazada por la industria como el principal sector económico de la república.

La agricultura supone alrededor del 9,3% del PIB y el 21% de la ocupación laboral total, estos datos nos indican que es una agricultura poco eficiente. Los cultivos principales incluyen patatas, lino, trigo, remolacha azucarera y cereal principalmente cebada, avena y centeno.

La cría de ganado y las granjas de vacas contribuyen en más de la mitad de la producción total agrícola. Una cantidad sustancial de tierras pantanosas ha sido drenada y convertida en terreno agrícola, y en la actualidad se encuentran entre las más fértiles y productivas del país.

La industria fue casi completamente destruida en la II Guerra Mundial, pero se recuperó rápidamente en los años de la posguerra. Hoy supone un 42% del producto interior bruto y un 35% de la ocupación laboral total.

Bielorrusia produce vehículos de motor, productos químicos, madera, maquinaria y bienes de consumo, como televisores y bicicletas. También es importante la manufactura en tejidos de lino, lana y algodón. El país tiene grandes depósitos de turba, que se usan para combustible industrial y en plantas de energía.

La mayor parte de la economía del país está controlada por el Estado. El 51,2% de los bielorrusos están empleados por las compañías estatales, el 47,4% son empleados por empresas privadas de Bielorrusia, de los cuales 5,7% son en parte propiedad de extranjeros, y el 1,4% son empleados por empresas extranjeras. El país depende de las importaciones como el petróleo de Rusia. El sistema bancario de Bielorrusia está integrado por treinta bancos de propiedad estatal y un banco privado.

f5

SU HISTORIA

Entre el siglo VI y VIII d. C., Bielorrusia fue habitado por los pueblos eslavos Krívichis, radímichis y dregóvichis. Las tribus eslavas del este en el siglo IX formaban parte del Rus Occidental, junto con otros pueblos eslavos del este, integraron el Rus de Kiev, el antiguo estado ruso, que dio origen a las actuales Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

Los principados lituanos se unieron a la Rus Occidental en el siglo XIV y XVI, la cultura de los bielorrusos comenzó a diferenciarse de los rusos y ucranianos. Se consolidó entonces la lengua propia bielorrusa, diferente de la antigua lengua rusa.


Costa de Marfil, los colmillos del elefante africano


Con el primer reparto de Polonia, en el año 1772, Rusia se quedó con la parte oriental de Bielorrusia. Entre los años 1793 y 1795, el resto de Bielorrusia pasó a formar parte del imperio ruso.

El zar de Rusia puso fin a la servidumbre de los campesinos en el año 1861 y, a su relación con la nobleza terrateniente, pero no se resolvió el problema de la tierra. Sólo un 35% de las tierras fueron otorgadas a los bielorrusos, lo que provocó varias sublevaciones, la más importante en el año 1863 liderada por Kalinovski.

Se celebró clandestinamente en Minsk en el año de 1899, el primer congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, inspirado en el socialismo marxista, que se propuso derribar al zar.

Durante la I Guerra Mundial, parte de Bielorrusia fue ocupada por Alemania. Después de la revolución bolchevique del año 1917, en las ciudades de Minsk, Gómel, Vitebsk, Bobruisk y Orsha, se formaron consejos de diputados obreros.

f4

Empezó el proceso de instauración del poder soviético a finales del año 1917. Fueron nacionalizados los latifundios en febrero del año 1918. Se comenzó el reparto de las tierras a los campesinos. Se crearon las primeras haciendas colectivas, los koljoses, mientras el Estado se fue apropiando de la tierra.

La VI Conferencia del Partido Comunista de Rusia celebrada en Smolensk, aprobó la fundación de la República Socialista Soviética de Bielorrusia. En enero del año 1918, el primer Congreso de los Soviets de Bielorrusia aprobó unirse con Lituania. Este país aprobó dicha medida, siendo el 28 de febrero del año 1919 cuando en Vilnius fue elegido el gobierno de la República Socialista Soviética de Lituania y Bielorrusia bajo el mando de V. Mickevicius Kapsukas.

Polonia ocupa una parte de Bielorrusia en febrero del año 1919. Tres años después, con el Tratado de Riga firmado por Rusia, Bielorrusia occidental pasó a formar parte de Polonia. El uno de agosto del año 1920, la Asamblea de representantes de los partidos comunistas de Lituania y Bielorrusia, junto con las organizaciones sindicales de Minsk y su región, aprueban la Declaración de la fundación de la República independiente de Bielorrusia.

El treinta de diciembre del año 1922, Bielorrusia se integra en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, de la que es una de sus fundadoras oficiales, junto con la Federación Rusa, Ucrania y la Federación Transcaucásica que estaba formada por Armenia, Georgia y Azerbaiján.

En la segunda mitad de la década de 1920, empezó la industrialización y la colectivización de la agricultura. El diecinueve de febrero del año 1937, el XII Congreso de los Soviets de Bielorrusia aprueba la nueva Constitución. En noviembre de 1939, como consecuencia del Pacto Mólotov-Ribbentrop, Bielorrusia occidental fue reintegrada a la Unión Soviética.


Bélgica, el sabor de lo tradicional


Bielorrusia fue la primera en sufrir la agresión de Hitler en junio del año 1941, contra la Unión Soviética. La fortaleza de la ciudad de Brest opuso una tenaz resistencia a las tropas alemanas. Se desplegó ampliamente la guerra de guerrillas que, finalizada la II Guerra Mundial se supo que más de dos millones de bielorrusos habían muerto.

Tras la derrota de Alemania, Bielorrusia alcanzó, en el año 1945, sus actuales fronteras. Bielorrusia fue miembro fundador de la ONU ese mismo año, con una representación independiente de la URSS.

Entre las décadas de 1920 y 1980, el país pasó de una estructura totalmente campesina en un 90 % a urbana e industrializada. Su economía tardó varias décadas en restablecerse. Bielorrusia se convirtió en un importante productor de camiones pesados, electrodomésticos, receptores de radio y de televisores.

f1

A partir de esta política de glasnost y la perestroika iniciada por Mijail Gorbachov, en la república de Bielorrusia, a diferencia de otras repúblicas soviéticas, no se produjo una tendencia a la secesión de la URSS, aunque si surgieron movimientos a favor de la pluralidad de partidos y manifestaciones de protesta contra el alza de los precios de los alimentos.

La catástrofe ocurrida en Chernóbil en Ucrania, en el año 1986, trajo severas consecuencia en Bielorrusia, el país vecino más afectado. Según investigadores extranjeros, en los años posteriores se produjo un acelerado incremento de casos de cáncer y defectos congénitos.

Tras proclamar en junio de 1991 su independencia, Bielorrusia firmó en octubre del mismo año junto a Kazajstán y Uzbekistán un acuerdo de integración económica. El ocho de diciembre de ese año, los presidentes de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, de Ucrania, Leonid Kravchuk y del Parlamento bielorruso, Stanilav Sushkevich firmaron un acuerdo que puso fin a la URSS y fundó una asociación de estados soberanos.

El veintiuno de diciembre del año 1991, en la ciudad de Alma Ata once repúblicas firmaron el acta de creación de la Comunidad de Estados Independientes, cuyos miembros solicitaron el ingreso por separado a la ONU.

En marzo del año 1994, luego de aprobada la nueva Constitución, el país pasó a ser una república presidencialista con un Parlamento con 260 diputados. Alexander Lukashenka asumió la presidencia con el 80% de los votos emitidos.

Pese a que Lukashenka había criticado en su campaña electoral la política de sus predecesores de acercamiento a Moscú, en abril de 1996, Moscú y Minsk firmaron un acuerdo de integración política y económica.

En abril del año 1999, el Senado aprobó el acuerdo de integración con Rusia, lo que provocó algunas protestas en el sur del país y fue ampliamente respaldado en el norte del país, donde la influencia rusa es muy palpable. Entre otras cosas, se aprobó que los ciudadanos de ambos países gocen de idénticos derechos a ambos lados de la frontera

Bielorrusia, ingresó en el siglo XXI con más del 70% de su población viviendo por debajo de la línea de la pobreza. En los comicios parlamentarios de octubre del año 2000 se prohibió la participación de varios candidatos de la oposición, lo que provocó un llamamiento a boicotear las elecciones.

f3

Sin embargo, según la comisión electoral, los votantes superaron el 60%, lo que daba validez a la misma y Lukashenka se mantuvo en el poder. Para los observadores europeos, las elecciones no alcanzaron los estándares internacionales esperados.

En el año 2001 sucedió algo similar, donde la oposición, que había visto como se prohibía la participación de varios de sus candidatos, llamó a boicotear estos comicios parlamentarios.

En el año 2002, Vladimir Putin, presidente ruso, condenó el modelo de consejos federales, pilar de la política de Lukashenka, por entender que la política económica de Bielorrusia, equivale al 3% de la rusa, la equidad carecía de sentido.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa expresó su preocupación por la violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, en septiembre del año 2002.

La historia de los últimos años de Bielorrusia es de todos conocidos, incluidos los acontecimientos de finales de 2020 e inicios del 2021. Esperemos que el pueblo bielorruso consiga una mejora democrática económica y social tan necesaria en este país.

f2

Bielorrusia, un país para descubrir