domingo 18/4/21

Benvidos a la Galicia de Luar Na Lubre

La formación gallega llega a su decimoquinto álbum compilando las raíces del Camino de Santiago en “Vieiros y Vieiras”.
2
Foto: Toni Seguido
Por Inés Villodre, Ilke Carrillo y José An. Montero | Guiados por las vieiras del camino, los peregrinos de antaño se protegían con un símbolo mágico cuya procedencia no se conoce del todo. Un elemento ancestral, tomado de la naturaleza, que en Galicia es una forma de identidad propia y autóctona y que el mundo entero reconoce en ese trocito de la península ibérica que termina en el cabo Finisterre, en el que en algún momento de la historia terminaba el mundo.

Y con las vieiras van sus vieiros, sus portadores, que son los que a través de sus pequeñas historias personales, su andar y su pasar han forjado el mito y el Camino de Santiago. Los caminos abiertos por estos personajes humanos han sido pequeños, angostos, elevados, peligrosos o cálidos, anchos, poblados, y han configurado toda una red de lugares que identifican a Galicia y a sus habitantes. En palabras de Bieito Romero, fundador de Luar Na Lubre: “caminos hechos por humanos, la parte humana del camino y la parte esencial y fundamental”, los portadores de las vieiras “que llevan las vieiras de alguna manera como culto al apóstol y como culto a ese trazado paleocristiano”.

Luar Na Lubre forma parte de un imaginario contemporáneo de ese Camino. Después de más de 400.000 discos vendidos y más de treinta años de formación consolidada, la banda gallega avanza por un recorrido “que no se imaginaban ni en sueños” y que se encuentra ahora con las huellas del Camino de Santiago en Vieiros y Vieiras, su decimoquinta grabación en estudio. Un disco que fue presentado el pasado febrero en el Nuevo Teatro Alcalá con un público entregado y las entradas abarrotadas.

El trabajo es el resultado de recorrer las huellas de un trazado histórico, pero también cultural, ya que “viene atravesando lugares que son espacios donde desde tiempo memoriado hay cultura”. Vestigios y espacios donde fue posible el desarrollo de la cultura en el sur de occidente y que son “de alguna forma uno de los motivos fundamentales de la realización del Camino más allá del motivo religioso”. Este disco es por tanto una grabación “casi etnográfica” que recoge las músicas tradicionales del Camino de Santiago, de las que Luar Na Lubre forma parte en un sentido contemporáneo de la esencia, de un camino reconocido desde 1993 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

1Las campanas de Santa María Do Cebreiro, pájaros piando, vacas pastando junto al trazado del camino, el sonido del río Nalón o el Miño, conforman toda una banda sonora de espacios reales que se pueden recorrer en el Camino, pero que se intentan contar desde otra perspectiva, tratando de “entender también como músicos hicieron el Camino de Santiago, y cómo esas músicas llegaron a Galicia, llegaron al Camino desde diferentes lugares de Europa (...) o incluso de otros lugares fuera de Europa”.

A estos sonidos autóctonos se les une toda una historia de colaboraciones musicales desde Miguel Ríos hasta el DJ Carlos Jean,  recopiladas durante varios años y publicadas ahora, que vienen a demostrar la cantidad de registros posibles en una música, que como en la tradición, es mutable, pero no por ello perecedera. Luar Na Lubre abre las puertas de su casa a voces diferentes en su origen, pero interesadas por la música o atraídas por ella de la misma manera, para los que el grupo brinda esa comodidad necesaria y familiar con la que es posible entenderlos juntos en este disco.

Vieiros y vieiras es un camino que empieza en cada humano y termina en Finisterre o en Muxía. Es un recorrido ha permitido a Luar Na Lubre ubicar su música, sus composiciones y el espacio que en todo eso ocupa la música tradicional, la raíz de su identidad musical, que hay que conocer “para que no se convierta en una confusión”. Y pese a no saber dónde les llevará su camino en el futuro, hacer como los vieiros y crear caminos por el uso y el paso, con canciones que ya son para muchos, grandes rutas de la propia vida.

Benvidos a la Galicia de Luar Na Lubre