miércoles 12/5/21

El primer discurso del nuevo President de Catalunya

Este es el discurso que quisiera oír la inmensa mayoría de la sociedad catalana cerrando un ciclo y abriendo uno nuevo. La pregunta es: ¿Qué candidato o candidata tiene credibilidad para hacerlo?

En esta crónica adelantada reproducimos la síntesis del breve discurso, tan aplaudido por la inmensa mayoría de la sociedad, que dio ayer tarde, en la amplia avenida frente la Font Màgica de Montjuic, el nuevo President de la Generalitat de Catalunya salido de las urnas de las elecciones de este año 2021. 

El acto empezó con el cielo amenazante de lluvia, pero sorpresivamente, justo en el momento de iniciarse el acto, salió el sol. Se ha celebrado con un público reducido, como es preceptivo en estos días por Covid-19. Aunque ha sido seguido masivamente por radio y TV por millones de ciudadanos y ciudadanas, de Catalunya y del resto de España, que han podido sentir que están viviendo un momento de trascendencia histórica. 

Ha sido breve y claro. Se ha referido a la grave crisis sanitaria y económica que vivimos. El eje del discurso ha girado en torno a la necesidad de recuperar la “unidad” de la sociedad, hoy tan maltrecha después de una década de políticas populistas que han dejado una sociedad dividida en la que unos viven de espaldas a los otros. 

El discurso del President abre una nueva etapa histórica, aunque ha sido breve, poco emotivo, gris, y ha dejado muchos temas fuera, como: cambio climático, medidas para afrontar la pandemia o la crisis económica y social que vive Catalunya. Ha querido que sea un discurso que mande un mensaje de “tranquilidad a la ciudadanía” y sobre todo de unidad, de un “sol poble”. 

Ha representado una mirada larga hacia el futuro. “Juntos escribiremos una historia de esperanza, no de miedo. De unidad, no de división. De luz, no de oscuridad. Y presentó una visión positiva y optimismo del futuro de este país; un camino que nos exige a todos trabajar juntos”, ha dicho. Pidió unidad. Unidad porque hoy toma posesión de la Presidencia de un país dividido, y por ello en su discurso ha querido significar el pasar página de la polarización, del enfrentamiento y, en no pocos sectores, incluso del odio. 

El President les ha asegurado a los catalanes y catalanas que él será el presidente de todos, tanto de los que no le apoyaron, como de aquellos que sí lo hicieron. “Seré presidente de todos ¡De todas y todos los catalanes!”. A diferencia de sus últimos antecesores, no mencionó, no habló de agravios comparativos. En su discurso insistió en el respeto a la ley y a la democracia. Dos factores que cree que son fundamentales para superar la crisis política y social, la vía además para la reconciliación interna y externa. “. Seremos un socio fuerte, confiable y cooperador con el resto de las Comunidades Autónomas con las que, juntos, conformamos el Estado español”, destacó en un tono reconciliador tras años de constantes quejas de agravios comparativos en doble dirección con los dirigentes políticos de todos los colores de muchas de ellas. 

Junto a la unidad, el concepto que más utilizó el nuevo President es la democracia. Ha afirmado que para él, después de tantas maniobras para dificultar y emborronar estas elecciones entre aplazamientos y suspensiones, ha “prevalecido la democracia … que espera una transferencia pacífica del poder”, lo que se puede interpretar como una advertencia para que no venzan, una vez más, los discursos de conspiranoicos que intentan explicar su derrota por razones distintas a su política fracasada y al hartazgo, a la necesidad que tiene la sociedad catalana de ser un país normal.   

Éstas han sido las frases más destacadas del discurso del nuevo President:

1. “Hemos aprendido de nuevo que la democracia es preciosa. La democracia es frágil. Pero en estos momentos, amigos míos, la democracia ha prevalecido”.

2. “Hay que reparar mucho, hay que restaurar mucho, hay que sanar mucho, y hay mucho que podemos lograr”.

3. “Pocas personas en la historia de nuestro país han tenido más desafíos, o han encontrado un momento más desafiante o difícil, como el momento en el que nos encontramos ahora”.

4. “Hoy, mi alma está aquí para poder unir a nuestra sociedad y les pido a todos los catalanes y catalanas que se unan a esta causa. Nosotros podemos hacer cosas muy importantes, podemos solucionar lo malo”.

5. “Empecemos de nuevo. Empecemos todos de nuevo a escucharnos los unos a los otros, a oírnos, a vernos y a mostrar respeto entre nosotros. La política no debe ser un incendio que arrase con todo”.

6. “Seremos juzgados, ustedes y yo, por cómo resolvamos esta cascada de crisis de nuestra era. ¿Nos levantaremos para la ocasión? ¿Seremos capaces de superar este hora extraña y difícil?”.

7. “Y guiaremos, no sólo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo”.

En realidad éste es el resumen, muy sintético, del discurso de Joe Biden el 20 de enero, como seguramente habrá deducido el lector. Pero es también el discurso que sin duda quisiera oír la inmensa mayoría de la sociedad catalana cerrando un ciclo y abriendo uno nuevo. 

La pregunta que nos podemos hacer, antes de las elecciones, es: ¿qué candidato o candidata tiene credibilidad para hacerlo? Creo que la respuesta es fácil y esperemos que al final lo podamos oír.

El primer discurso del nuevo President de Catalunya