jueves 13/5/21

Encuentros con las candidaturas de la izquierda madrileña

A una semana de las elecciones del 4 de mayo el resultado está tan abierto que será la participación la que decida el resultado

carteles electorales 4m izquierda

La Plataforma Social de Progreso de Madrid (PSPM) se reúne con las candidaturas de la izquierda y establece compromisos de cooperación para conseguir la máxima participación de los barrios y los pueblos trabajadores.

MADRID 27-4 (PSPM)

La Plataforma Social de Progreso de Madrid (PSPM) ha mantenido reuniones con las tres candidaturas de izquierda que concurren a las elecciones madrileñas. A lo largo de estas reuniones hemos constatado que las elecciones del 4 de Mayo se encuentran muy abiertas y sólo el voto hacia la izquierda de los barrios y de los pueblos de Madrid van a hacer posible el cambio de progreso.

La candidata del PSOE-Madrid, la Presidenta del Senado, Pilar Llop, denunció el abandono de las políticas públicas a manos del gobierno del PP que se han dedicado a transferir recursos públicos a socios del sector privado, originando una riada de escándalos de corrupción que han dado lugar a un número inaceptable de procesos judiciales que bloquean los juzgados.

La Plataforma Social de Progreso de Madrid se reúne con la candidatura de Ángel Gabilondo ante las elecciones del 4 de Mayo

Pilar Llop, Presidenta del Senado y Candidata del Partido Socialista de Madrid (PSOE-M) ha manifestado que en Madrid nos estamos jugando la verdadera libertad, los derechos y la calidad de los servicios públicos.

Madrid 21-4 (Plataforma Social Progreso Madrid)

La Plataforma Social de Progreso de Madrid (PSPM) ha mantenido hoy una reunión con Pilar Llop, Presidenta del Senado y candidata en las listas del Partido Socialista de Madrid-PSOE, para las próximas elecciones autonómicas del 4 de Mayo.

El nivel de coincidencia ha sido muy importante en torno a la necesidad de animar a la participación electoral de la ciudadanía de los barrios y los pueblos más golpeados por la crisis económica y los efectos de la pandemia y la crisis sanitaria que la ha acompañado.

La candidata destacó que “en Madrid nos estamos jugando la verdadera libertad, el ejercicio de los derechos de ciudadanía, la calidad de nuestros servicios públicos y  devolver a Madrid un buen gobierno, frente a quienes se ofrecen a gobernar con la ultraderecha, recortando libertades y convirtiendo en negocio cada una de nuestras necesidades”.

Por su parte, Jacinto Morano, candidato de Unidas Podemos, puso de relieve y destacó la necesidad de “mantener la cooperación de las fuerzas de la izquierda para actuar de forma cooperativa, colaborativa y complementaria y no fomentar una estrategia estéril de confrontación. Es la única manera de ilusionar y movilizar al electorado de los barrios y de los pueblos para acudir a votar el próximo 4 de Mayo. La única manera de conseguir cambios reales que solucionen los problemas acuciantes para muchas familias”.

Problemas que tienen que ver con unas crisis económica primero y sanitaria después, que han tenido duras consecuencias sobre las rentas de las personas, el empleo, el empobrecimiento y el aumento de las desigualdades, los recortes en las pensiones y el deterioro de la calidad de servicios públicos esenciales como la sanidad, la educación, los servicios sociales, la vivienda, o la atención a la dependencia.

En cuanto al representante de la candidatura de Más Madrid, Pablo Perpinyá, ha destacado la necesidad de impulsar un cambio en la política madrileña que sólo podrá venir de la unidad de la izquierda política con el conjunto de la sociedad para reforzar las políticas públicas en sanidad, educación, vivienda, servicios sociales, empleo, o atención a la dependencia.

La derecha encabezada por la presidenta de la Comunidad de Madrid representa una opción política que nunca va a apostar por las personas, la ciudadanía madrileña y sus problemas. Durante este año de dura pandemia el Gobierno de la derecha madrileña ha demostrado su capacidad para aprovechar cualquier circunstancia, por negativa que sea, para fomentar el negocio privado, ya sea de constructoras, en la sanidad privada, en la enseñanza, o en los servicios entregados a gestión privada.

Todos los candidatos y candidatas de las listas de la izquierda y los representantes de la PSPM hemos coincidido en que es necesario dedicar la última semana de campaña a explicar las propuestas encaminadas a resolver los problemas de las personas, sin caer en las constantes provocaciones de la ultraderecha que sólo pretenden distraer el debate sobre los perniciosos efectos de las políticas que el PP viene aplicando en la Comunidad de Madrid.

Políticas del PP que cuentan con el apoyo de la ultraderecha, embarcados en una alianza cada día más consolidada y que contrasta con las posiciones que mantiene la derecha europea de aislar a aquellas fuerzas políticas que defienden el fascismo, el nazismo, el franquismo.

Madrid tiene problemas que merecen toda la atención del gobierno que salga de las elecciones del 4 de Mayo. Una atención que no será posible si se consolidan las opciones de alianza de la derecha gobernante con la ultraderecha. Por ello, tanto las candidaturas de la izquierda como la PSPM, vamos a volcar todos nuestros esfuerzos para animar y llamar a la participación de la ciudadanía madrileña para hacer posible un cambio en Madrid que haga posibles las inversiones necesarias en sanidad, educación, servicios sociales, atención a las personas mayores y dependientes, o un futuro de empleo estable y un sistema productivo seguro para quienes se encuentran en edad de trabajar, o quienes van a incorporarse al empleo.

Cambiar Madrid es votar a la izquierda.

A una semana de las elecciones vamos a plantear las soluciones a los problemas y fortalecer la unidad de Madrid para afrontar con seguridad el futuro.

La Plataforma Social de Progreso de Madrid (PSPM) se reúne con la candidatura de Más Madrid.

MADRID 27-4 (PSPM)

Tras las reuniones mantenidas con las candidaturas del PSOE-M y la de UNIDAS PODEMOS, la Plataforma Social de Progreso de Madrid (PSPM) nos hemos reunido hoy con una representación de la candidatura de MAS MADRID, encabezada por Pablo Perpinyá.

Ambas delegaciones hemos coincidido plenamente en la necesidad de un cambio en la política madrileña que sólo podrá venir de la cooperación de la izquierda política con el conjunto de la sociedad para reforzar las políticas públicas en sanidad, educación, vivienda, servicios sociales, empleo, o atención a la dependencia.

La ultraderecha protagoniza un vergonzoso esfuerzo por protagonizar la campaña electoral a base de escándalos en las calles y en los medios de comunicación. Un intento alentado por el Partido Popular que ha elegido aceptar los apoyos de la ultraderecha en cualquier situación posible emanada de las votaciones. Un gobierno con la ultraderecha que se situaría en contra de las posiciones que la derecha mantiene en casi toda Europa, donde el aislamiento de la ultraderecha es muy amplio y generalizado.

La derecha encabezada por la presidenta de la Comunidad de Madrid representa una opción política que nunca va a apostar por las personas, la ciudadanía madrileña y sus problemas. Durante este año de dura pandemia el Gobierno de la derecha madrileña ha demostrado su capacidad para aprovechar cualquier circunstancia, por negativa que sea, para fomentar el negocio privado, ya sea de constructoras, en la sanidad privada, en la enseñanza, o en los servicios entregados a gestión privada.

Millones de personas en Madrid están esperando que unas nuevas formas de hacer política presten atención a sus problemas y busquen soluciones escuchando a las personas que han sufrido los efectos de las crisis económicas y de la pandemia.

Durante la semana de campaña que nos espera por delante tanto la candidatura de MAS MADRID como la PSPM vamos a dedicar todo nuestro esfuerzo para conseguir que los derechos y las libertades salgan fortalecidos de esta convocatoria electoral. Nos preocupa el empleo, la calidad de la sanidad pública, nos preocupa que la educación pública favorezca la igualdad de oportunidades real para nuestros hijos e hijas, su formación y sus posibilidades de futuro, que se ocupe de la calidad de vida de nuestros mayores.

Son estos los retos que preocupan a Madrid, a su ciudadanía. Unos retos que no pueden esperar más tiempo, más años, a la vista de que los problemas se enquistan en manos de la derecha gobernante y lo harán aún más si la ultraderecha entra en el gobierno. Es la hora del cambio para hacer frente a los problemas reales y enfrentar el futuro con unidad y seguridad.

Encuentros con las candidaturas de la izquierda madrileña