jueves 13/5/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

La libertad para Ayuso: “Puedes cambiar de pareja y no encontrarla nunca más”

¿Cómo es posible que IDA, tal como se expresa y por lo que dice pueda llegar a la presidencia de la Comunidad de Madrid?
alsina-ayuso

La libertad en Madrid para Isabel Díaz Ayuso es, entre otras cosas, que “puedes cambiar de pareja y no encontrarla nunca más” (sic)


El pasado miércoles, 28 de abril, Carlos Alsina en su programa de Onda Cero realizó una entrevista a Isabel Díaz Ayuso (IDA), que ha sido muy divulgada por las redes. Yo pude escucharla en un fragmento de casi 5 minutos. No encuentro palabras para calificarla. En un primer momento llegue a pensar que pudiera ser una de las muchas  fake news, que circulan por las mal llamadas redes sociales. Pero no, era una entrevista verdadera. Realmente mi primera audición me provocó una mezcla de emociones diversas: enojo, indignación, pena, sorpresa, risa…. Lo que si me ha sugerido una serie de reflexiones.

La primera, es de ¿cómo es posible que IDA, tal como se expresa y por lo que dice pueda llegar a la presidencia de la Comunidad de Madrid? La CM se merece mucho más, alguien con un mayor nivel intelectual. ¿Cómo la sociedad madrileña puede preferirla a candidatos como Ángel Gabilondo, Mónica García o Pablo Iglesias o Edmundo Bal? De la otra prefiero no hablar. No merece la pena.

En un discurso de Manuel Azaña pronunciado el 21 de abril de 1934  en la Sociedad del Sitio de Bilbao, titulado  Un Quijote sin celada, en el que brinda unas hondas reflexiones de su conciencia como hombre político, sin preocuparle el orden, tal como le vienen a la mente, señala que los móviles que llevan a los hombres a la política pueden ser: el deseo de medrar, el instinto adquisitivo, el gusto de lucirse, el afán de mando, la necesidad de vivir como se pueda y hasta un cierto donjuanismo. Mas, estos móviles no son los auténticos de la verdadera emoción política. Los auténticos, los de verdad son la percepción de la continuidad histórica, de la duración, es la observación directa y personal del ambiente que nos circunda, observación respaldada por el sentimiento de justicia, que es el gran motor de todas las innovaciones de las sociedades humanas. De la composición y combinación de los tres elementos sale determinado el ser de un político. He aquí la emoción política. Con ella el ánimo del político se enardece como el ánimo de un artista al contemplar una concepción bella, y dice: vamos a dirigirnos a esta obra, a mejorar esto, a elevar a este pueblo, y si es posible a engrandecerlo. El problema de la política  es el acertar a designar los más aptos, los más dignos, los más capaces. Tarea ardua. Se fracasaba en los regímenes cuando el llamado a elegir el más apto era o la voluntad de un príncipe, o su querida, o su barbero. La democracia es probablemente y en teoría el mejor sistema para elegir a los más dignos. Aunque nunca es perfecta esta elección.

Evidentemente si nos fijamos en las reflexiones de Azaña en el caso de IDA, no se ha   tenido suerte a la hora de designar al mas apto, y que sus móviles políticos no son los auténticos de la verdadera emoción política, que comentaba antes Azaña.  

Mas, la realidad es la que es. La han encumbrado los medios, detrás de los cuales están los grandes poderes económicos. Puede ser un paradigma de las extraordinarias capacidades de los grandes medios de fabricar un líder, ya que han conseguido presentarla para determinados sectores de la sociedad madrileña, cual si fuera una gran política, como una nueva Margaret Thatcher, que va a cambiar la política a nivel mundial.

Realmente han tenido que  trabajar muy bien los medios, ya que IDA probablemente va a llegar a ser presidenta, siendo candidata de un partido corrupto hasta las cachas, con un escaso bagaje intelectual-nada más hay que leer la entrevista que le hizo Carlos Alsina que trascribo al final-; con sus malos modos tal como constatamos en el reciente debate; con su lenguaje chabacano, calificando la campaña de Sánchez de «asquerosa»; con sus políticas fiscales para beneficio de los privilegiados; con sus ataques a los servicios públicos; con sus políticas  durante la pandemia –cuya muestra más dramática son las muertes en las residencias–; con una convocatoria irresponsable en medio del incremento de los contagios y la saturación de las Ucis; con una institucionalización de la mentira como Trump, y con el trampantojo de la «libertad» frente al comunismo. Mas, si una parte importante de la sociedad madrileña la vota mayoritariamente, siendo además consciente de que según todas las previsiones va a necesitar del apoyo político de la extrema derecha, ella sabrá. Tendrá sus  poderosas razones.

A continuación trascribo la entrevista de Calos Alsina realizada a IDA. La  he reflejado  por escrito tal como las palabras fueron emitidas a nivel oral, lo que puede suponer alguna incorrección gramatical, mas lo he hecho así para conservar su espontaneidad y su viveza. Entiendo que  Alsina ha sido extremadamente respetuoso con IDA, ya que podría haberla humillado dialécticamente. Y no lo ha hecho. Es para disfrutar.  De verdad.  Merece la pena fijarse en la concepción peculiar de IDA sobre la libertad y la democracia. No me cabe la menor duda que pronto se estudiará en las Facultades de Ciencias Políticas de las mejores universidades del mundo por su profundo calado ideológico. Enhorabuena por tu contribución a la ciencia política.

Carlos Alsina (CA)- ¿Qué es la libertad?

Isabel Díaz Ayuso (IDA)- Bueno la libertad es entre otras, muchísimas cosas, la sociedad que nos hemos dado en la Comunidad de Madrid. LA libertad es todo ello, el poder decir cómo queremos.

CA- ¿Todo eso no existe fuera de Madrid?

IDA- No digo que no exista fuera de Madrid, lo que digo es que ahora está amenazado, todas esas personas vienen a España y nos dicen, yo ya he perdido un país, no quiero perder otro, o hagan caso a los venezolanos que venimos del futuro, no hay que ir a Venezuela a hablar de estos temas, ya vienen ellos solos.

CA- ¿No estará comparando la situación política actual de España con la de Venezuela?

IDA- La democracia está por encima de la libertad y de la ley, cuando una democracia sin ley se convierte en otra cosa.

CA- Pero estaremos de acuerdo, supongo, que la libertad, escuchándola, llego a la conclusión de que España no es una democracia plena, porque hace usted una descripción de las amenazas que existen  a la libertad  en todos los lugares que no gobierna el Partido Popular, que me intranquiliza un poco, entiéndame, yo pensaba que España era una democracia plena, veo.

IDA- Absolutamente, eso lo es, pero cuando estamos hablando de libertad en estas elecciones, estamos hablando de lo que nos hemos dado y, sin embargo, de lo que podría ocurrir, si según que políticas entran en el motor económico de España. Sin embargo, creo que las políticas que se están aplicando desde Moncloa contra empresas, contra economía, y no digamos por parte de los socios del gobierno, sí que atentan contra la libertad, del mismo modo que atentan contra la libertad el entorno de ETA, o pactando con el entorno independentista, están ahí, puesto que España es una democracia plena del mismo modo que es un país seguro, esas cosas que se pongan en cuestión en campaña me parece un absurdo.

CA- Si esta es una democracia plena gane quien el martes en Madrid.

IDA- Se puede ser una democracia plena.

CA- La democracia gane quien gane no está en peligro.

IDA- Puede ser una democracia plena y no ser libre, puede haber democracia y puede no haber libertad, por ejemplo.

CA- ¿O sea, somos una democracia plena y no haber libertad?

IDA- No, No, puede ser una democracia plena y no ser libre en todos los aspectos, por ejemplo, en el momento que tú no puedes elegir en qué modelo puedes llevar a tus hijos, que esto ocurre en otros rincones, ya no es la misma libertad.

CA- Creo que ya que me preguntas, si abrimos aquí la conversación, yo creo que la libertad tiene límites que todos conocemos, en la Comunidad de Madrid, yo no puedo mañana crear una emisora de FM, no tengo libertad para crear una emisora de FM, yo necesito que usted convoque un concurso y que usted me adjudique una licencia. Es decir, la libertad tiene límites que son las leyes. Las leyes salen de los Parlamentos y los Parlamentos, si están democráticamente elegidos, son los que deciden las normas. Si el Parlamento de la nación ha decidido que el gobierno de España tiene potestad para decretar un toque de queda, pues, efectivamente, es un recorte de mi libertad de movimientos por la noche, pero efectivamente es el Parlamento quien lo ha avalado.

IDA- ¿Pero tú crees que tiene la misma libertad para abrir un negocio un ciudadano que está viviendo ahora mismo o estaba viviendo en la Andalucía socialista que la Andalucía actual sin el socialismo?

CA- Si es la libertad el marco legal que en cada momento existe, ¿usted cree que tiene libertad el vecino de una zona sanitaria que usted ha confinado, y al que usted le prohíbe pasar al área sanitaria de al lado?

IDA-Pues, tiene libertad para ejercer prácticamente todos sus derechos, para vivir casi con normalidad, lo único que bajo una alarma sanitaria se están poniendo ahora una serie de medidas quirúrgicas, pero que permiten que esas personas seguir adelante, me están montando comisiones de investigación contra mi criterio.

CA- En eso consiste la democracia parlamentaria. ¿Habla usted del Parlamento como si fuera una cárcel? Que ahora todo el mundo le hace ascos a VOX, el presidente de su partido, señor Casado, en octubre en el Congreso de los Diputados, le hizo ascos a VOX, le dijo que era el populismo antiliberal, y que por eso, el PP no se quería parecer en nada al partido de Santiago Abascal. ¿Usted no comparte, para usted VOX no es el populismo antiliberal?

IDA- Yo creo que es VOX, quien tiene que definirse, es una forma de vida la madrileña, que todos sabéis bien, cuando uno viene a Madrid, pues se lo pasa bien también, tiene múltiples formas de empezar de cero una vida, y puedes cambiar de empresa y puedes cambiar de pareja y no encontrarla nunca más, eso también es libertad, que nos hemos dado en Madrid, pues a mí también me gusta, porque se madruga mucho, se paga muchos impuestos, la vida es muy complicada, pero en Madrid puedes salir hasta altísimas horas de la noche.

CA- ¿Pero algunos dicen la libertad consiste en que nos podamos separar de España?

IDA- Tiene que haber unas leyes, que nos dimos todos y que los independentistas quieren excluir.


Frases destacadas de los candidatos durante la campaña madrileña


Por sus carteles les conoceréis (o no)

La libertad para Ayuso: “Puedes cambiar de pareja y no encontrarla nunca más”