jueves 6/5/21
ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES EN CATALUNYA

Una propuesta a los partidos catalanes progresistas

parlament
Parlament de Catalunya

La definitiva inhabilitación judicial de Quim Torra como Presidente de la Generalitat ha significado de hecho la convocatoria formal en breve plazo de las elecciones autonómicas de Catalunya y de la correspondiente campaña electoral, aunque de hecho estamos en precampaña desde principios de año. Un largo proceso que sin embargo no se ha traducido aún en programas formales a someter al voto de la ciudadanía de Catalunya. Me permito por ello formular en voz alta y a título personal una opinión, sugerencia o propuesta, a los partidos políticos progresistas, entendiendo por tales a los que integran la coalición de gobierno de España. Porque PSOE y UP tienen presencia política en Catalunya a través de, o desde, PSC y Comuns.

En estas elecciones autonómicas catalanas los partidos de la coalición de gobierno de España van evidentemente a competir entre sí, con un espacio de voto en disputa directa, lo que podría llevar a la idea, errónea en mi opinión, de que lo esencial ahora sería establecer y explicar en qué se diferencian y, por ello, no sería posible lo que ahora sugiero. Creo que se trataría de una reflexión que abordaría sólo parcialmente lo que ahora se dirime, y quizás no lo esencial de lo que ahora se dirime. Primero porque mientras compiten en Catalunya siguen gobernando conjuntamente en España. Pero, sobre todo, porque su actual proyecto común español debe tener una concreta traducción en Catalunya, es decir en el proyecto de acción política y de propuesta de gobierno catalán a proponer a la ciudadanía, complementariamente a las particulares y autónomas iniciativas de cada una. Si es así, como creo, las elecciones autonómicas son una muy oportuna ocasión para explicitarlo.

Por ello propongo que se asuma como propuesta para la campaña, y ya desde la precampaña, de las autonómicas catalanas:

Que ambos partidos, PSC y Comuns, incluyan en sus propuestas electorales UN APARTADO IDÉNTICO de propuesta política, de PROGRAMA COMÚN PROGRESISTA para el GOBIERNO AUTONÓMICO CATALÁN, que exprese cómo entienden ambos que el proyecto estatal debe desarrollarse en Catalunya y cómo desde Catalunya hay que contribuir a la aplicación global del proyecto político estatal.

Evidentemente esta parte común de sus dos propuestas (no “un programa común de las izquierdas”) acompañaría los programas propios, a corto, medio y largo plazo, con todas las diferencias que resultan de dos propuestas estratégicas supuestamente distintas. Con la única condición de la exigible seriedad y responsabilidad, es decir que las propuestas propias, no coincidentes, no deberían contradecir la parte común de sus programas electorales para la acción política inmediata en Catalunya en el marco de la acción política estatal española.

Este esquema de programa, y de campaña, creo que fomentaría la participación y contribuiría a reducir el absentismo, particularmente entre los sectores de la sociedad catalana que en muchas ocasiones se han abstenido en las elecciones autonómicas por entender, erróneamente, que éstas no iban con ellos, por lo que hemos visto repetidamente como el centro de gravedad de las elecciones generales se desplazaba en las autonómicas hacia territorio nacionalista, independentista en las últimas convocatorias. Y las encuestas, no se olvide, apuntan de nuevo a una posible abstención estimulada además por el cansancio que provoca el “procés”.

Se trataría en definitiva de acentuar lo que es un elemento de la política de ambas formaciones políticas: que su acción política en Catalunya es una parte, necesaria y no secundaria, de su acción política estatal.

Ello supondría abrir ya una expresa negociación de ambas organizaciones para establecer este apartado común, algo más que vagas referencias, integrado en su más amplio programa electoral. Una parte también de sus actos electorales y, ¿por qué no?, algún acto específico conjunto con el que presentar a la ciudadanía de Catalunya su común propuesta vinculada a la acción política de la coalición progresista que gobierna España.

En todo caso, si ambas organizaciones, PSC y Comuns, no pueden (o no quieren, o no se atreven) a ponerse de acuerdo sobre esta posible parte común e idéntica de sus programas electorales, creo que se les puede pedir, exigir, un esfuerzo para coincidir al máximo (y negociarlo por ello, aunque no culminase en redactados idénticos) en sus respetivas propuestas en relación con la política estatal y su estrecha interrelación con la política catalana.

Entiendo el papel prioritario que en estas elecciones, como en la vida política diaria, corresponde a los partidos políticos, pero, precisamente por ello y de forma complementaria para ir estableciendo canales de interrelación entre las organizaciones políticas y la ciudadanía, nos corresponde a las ciudadanas y ciudadanos no rehuir nuestra individual responsabilidad para proyectar propuestas sobre los canales de pública opinión, para contribuir a establecer proyectos colectivos.

Una propuesta a los partidos catalanes progresistas
Comentarios