jueves 6/5/21
LA PANDEMIA EN MADRID

Los confinamientos por zonas básicas de Madrid: entre la propaganda y la ficción

gobierno madrid

La Comunidad de Madrid está empeñada en la implantación de confinamientos por Zonas Básicas de Salud, a pesar de que todas las opiniones autorizadas señalan que se trata de un error.

¿Por qué este empecinamiento y porque no funciona? Lo primero parece claro, por un lado se trata de mantener una enfrentamiento continuo con el Gobierno del país y no seguir sus indicaciones, cueste lo que cueste, la mejor manera de acabar con este empeño de la Sra. Ayuso sería que el Ministerio de Sanidad decidiera hacer confinamientos por Zonas Básicas y ella y sus asesores ya se buscarían otro espacio. Pero también hay otro motivo, la Ley 6/2009 de la Comunidad de Madrid propuesta por el Gobierno del PP, entonces de Esperanza Aguirre, eliminó las áreas de salud en Madrid, y desde entonces solo hay 2 marcos legales para asignar el confinamiento, las zonas básicas de salud (ZBS) y los municipios (en realidad 3 porque se crearon posteriormente los denominados distritos asistenciales que son un popurrí demasiado amplio y por lo tanto, poco útil para este fin). Conviene aclarar que una ZBS es la demarcación geográfica cuya atención tiene asignado un equipo de atención primaria y que por ejemplo en Madrid no se corresponde tampoco con los distritos municipales, mucho más amplios.

¿Por qué no funciona? Digamos que hay 3 motivos, el primero es que tienen límites muy difusos, de manera que en una calle, una acera puede pertenecer a una ZBS, y la de enfrente a otra, un número de la calle a una y el contiguo a otra, etc. Es decir, pocas personas más allá de los profesionales de los centros conocen las demarcaciones y por lo tanto son de casi imposible cumplimiento. La segunda es que precisamente por esos límites zigzagueantes resulta que los comercios que se frecuentan y son los más cercanos, los colegios, etc., que es donde se producen muchos contactos, están con frecuencia en la ZBS limítrofe, como sucede con la parada del autobús o la boca del metro, es decir la vida cotidiana obliga a las personas a entrar y salir continuamente de su ZBS. Y el tercero tiene que ver con la actitud de la administración que simplemente pasa de cualquier información, incentivo y/o control al cumplimiento de estos confinamientos. Nadie, ni una triste nota impresa en papel, señala los límites entre una ZBS confinada y la siguiente, nadie mandó ningún mensaje a los habitantes de las ZBS confinadas para advertirles de la situación y menos aún nadie de la policía municipal patrulla los límites para informar a la población y sugerirle el cumplimiento.

La Sra. Ayuso no es la única responsable, porque el Gobierno del país no debería abandonar a su suerte a la población de la Comunidad, cuya salud está obligado a proteger de acuerdo con la Constitución

Por otro lado, en los confinamientos de ZBS se evidencia una actitud discriminatoria de la Sra. Ayuso a favor de sus amigos, donde ser más pobre aumenta las probabilidades de que te confinen aunque haya menos casos. Es un escándalo que por ejemplo Valdezarza que según los datos de la propia Comunidad de Madrid tenía una incidencia acumulada de 974,06 casos/100.000 el 27/20 no estuviera confinada y si el Pozo del Tío Raimundo con 706 y Vandel con 509, en la misma fecha. Y eso por supuesto no ayuda al cumplimiento de las normas y sí a la irritación y al pasotismo.

El resultado es obvio, incumplimiento generalizado de los confinamientos perimetrales, las más de las veces por desconocimiento, ante la abulia del gobierno de la Sra. Ayuso a la que los confinamientos le dan exactamente igual, ya se encarga ella de bajar la incidencia disminuyendo las pruebas PCR que se hacen y comunicándolas según su conveniencia para tener mejores datos, que no menos problemas tal y como se comprueba en UCIs y hospitales.

Además, están los confinamientos de la Comunidad durante los puentes, que solo son de utilidad para mejorar las ventas en la restauración y en las grandes superficies donde se abarrotan los que no han salido. Otro despropósito. Mientras tanto se dedica a preparar sus espectáculos como la inauguración de un hospital sin sanitarios, o sus reuniones con otros presidentes autonómicos para acordar una cosa y olvidarla al minuto siguiente. Un gran manejo de la propaganda escandalosa y de la ficción pseudosanitaria.

Pero la Sra. Ayuso no es la única responsable, porque el gobierno del país no debería abandonar a su suerte a la población de la Comunidad, cuya salud está obligado a proteger de acuerdo con la Constitución. Al final ya se sabe, pobres madrileños, tan lejos del gobierno, tan cerca de la Sra. Ayuso

Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid


Artículo relacionado: Diez medidas urgentes para contener la pandemia

Los confinamientos por zonas básicas de Madrid: entre la propaganda y la ficción
Comentarios